Cycle chic (ciclismo con estilo)

El movimiento cycle chic o ciclismo con estilo, es una tendencia cultural que promociona la práctica del ciclismo urbano sin emplear ropa, equipo o zapatos específicos de ciclismo, utilizando en su lugar ropa normal, preferentemente prendas elegantes, de calidad y a la moda. La corriente cycle chic defiende un concepto de movilidad sostenible con estilo, aplicable también a la bicicleta y accesorios ciclistas.

Cycle chic (ciclismo con estilo)

Cycle chic (ciclismo con estilo)

En la actualidad existe un movimiento cultural favorable al ciclismo en la ciudad, en donde se da prioridad al estilo sobre la velocidad y se conoce como ciclismo con estilo o cycle chic. Se trata de utilizar la bicicleta como medio de transporte urbano pero sin por ello vestir en lycra, casco y zapatillas sino en un estilo a la moda y elegante.

Dentro del estilo cycle chic es muy importante la estética y la calidad tanto de la indumentaria como de la bicicleta y los accesorios. Una característica importante en el estilo cycle chic es que se observa una muy importante tendencia a utilizar bicicletas antiguas restauradas y con atractivos y elegantes toques personales.

Entre los seguidores del movimiento cycle chic se dan marcadas preferencias entre las que destacan el uso de materiales naturales y de calidad, tanto para prendas de vestir como para accesorios. En el vestuario destaca el uso de prendas elaboradas principalmente en algodón y lana, según la estación, aunque también se emplean otras fibras naturales. La piel y el mimbre también son grandes favoritos dentro del cycle chic y muy frecuentemente se utilizan para diversos accesorios, como sillines, carteras portabultos o cestas de transporte.

Actualmente en el cycle chic además de la apariencia y el estilo, la tendencia ambientalista juega un importante papel. Gran parte del éxito de esta corriente es que no es preciso ser atleta de alto rendimiento ni tener un cuerpo escultural que permita lucir las ajustadas prendas propias del ciclismo sino que puede adecuarse a cualquier edad y condición física. La idea fundamental es incorporar la bicicleta a la vida diaria, ya que además del ejercicio que en ella se realiza es un vehículo que ofrece ventajas como el no contaminar ni causar problemas de estacionamiento.

En resumen, el cycle chic es un estilo muy propio y elegante para reducir el uso de vehículos contaminantes y ejercitarse mientras se va de compras, al trabajo, al cine, etc. en un tipo de atuendo y bicicleta adecuado y elegante.

Un movimiento derivado del cycle chic es el tweed run o ciclismo tweed, paseos en bicicleta en grupo donde los participantes visten vestimentas tradicionales de ciclista, como trajes con pantalones bombachos de tweed, mientras circulan en bicicletas clásicas.

Los comentarios están cerrados.