Bicicletas para niños

Las bicicletas para niños o bicicletas infantiles, están diseñadas específicamente para ayudar a los niños pequeños a que desarrollen la coordinación física y aprendan a pedalear y a mantener el equilibrio sobre una bicicleta. Usualmente las bicicletas infantiles permiten instalar un juego de estabilizadores o ruedines que se pueden retirar cuando el niño ya sabe montar. También existen bicicletas sin pedales ni ruedines.

Bicicletas para ninos

Características de las bicicletas para niños

Una bicicleta para niños no es algo que se deba tomar a la ligera, ya que una bicicleta inadecuada puede ocasionar serios problemas. Una bicicleta para niños puede tener una influencia muy positiva en el desarrollo de los pequeños, por lo que hay que tener presente que su elección no es igual que elegir una bici para adulto.

Por lo general las bicicletas infantiles disponen de un juego de estabilizadores o ruedines laterales que se pueden retirar cuando el niño ya sabe montar. También existen bicicletas sin pedales ni estabilizadores, las cuales pueden ser bicicletas específicas o bicicletas normales a las que se han quitado los pedales y la transmisión.

A la hora de adquirir una bicicleta infantil debe tenerse en cuenta que con las bicicletas sin pedales primero se aprende a equilibrarse y después a pedalear, mientras que con las bicicletas con estabilizadores primero se aprende a pedalear y luego a equilibrarse.

Por lo que se refiere a las velocidades, existen dos grandes grupos de bicicletas para niños, ya que las hay de piñón fijo así como de cambios de marcha. Regularmente se recomienda que para los más pequeños, así como cuando se trata de la primera bicicleta en niños mayorcitos, la bicicleta sea de piñón fijo hasta que estén familiarizados. Entonces ya se puede pasar a las bicicletas con cambio de marchas.

Comprar una bicicleta para niños que sea de baja calidad o de juguete es un error, ya que seguramente el pequeño tendrá dificultades en el manejo y para mantener el equilibrio. Tampoco es una buena decisión adquirir una bicicleta demasiado grande pensando en que el niño va a crecer pronto, ya que aunque el niño pueda manejarla, puede causar dificultades de control en algún momento.

En cuanto al tamaño de la bici, hay que tener en cuenta que la bicicleta no se compra únicamente de acuerdo a la edad sino también de acuerdo a la estatura del niño y principalmente del largo de sus piernas, aunque ciertamente existen ciertos estándares.

Generalmente la medida de las bicicletas para niños se da por la medida de las ruedas y ésta se da en pulgadas quedando de la siguiente manera:

  • De 2 a 5 años: la rueda adecuada por lo general es de entre 12 y 18 pulgadas.
  • De 6 a 8 años: el promedio utilizado es rueda de 20 pulgadas.
  • De 8 a 11 años: usualmente una bicicleta de 24 pulgadas resulta la más adecuada.

Dependiendo de la estatura del niño es frecuente que a partir de los 12 años, cuando se trata de niños muy altos, ya pueden fácilmente manejar una bicicleta convencional con rueda de 26 pulgadas.

Una guía para elegir bien la medida puede ser que el niño debe quedar en posición erguida y que apoye los dos pies en el suelo. Esto es para evitar caídas y que el niño se sienta más seguro, sobre todo cuando se trata de niños pequeños. También es recomendable que tenga cubre platos y cubre cadena para evitar que metan la mano en los engranes, que se les atore la ropa o que se llenen de grasa.

Respecto al equipo de seguridad personal de los pequeños ciclistas, sobra decir que hay que procurar que los niños siempre suban a la bicicleta con el casco adecuado, homologado, de su talla y correctamente colocado.

Los comentarios están cerrados.