Bicicletas de BMX

Las bicicletas de BMX están diseñadas especialmente para practicar BMX (Bicycle Moto Cross), modalidad del ciclismo derivada del motocross en la que se realizan trucos y acrobacias. Las bicicletas de BMX son de tamaño pequeño para tener mayor manejabilidad, llevan manillar ancho para mayor control de la bici, equipan apoyos metálicos para realizar trucos y suelen llevar el sillín en su posición más baja para que no estorbe al saltar.

Bicicletas de BMX

Características de las bicicletas de BMX

Se conoce como BMX a una modalidad acrobática del ciclismo (Bicycle Moto Cross) que se originó al inicio de la década de los años 70 en los intentos de los jóvenes por imitar a las figuras del motocross pero en bicicleta. Poco a poco las bicicletas fueron evolucionando hasta que en los años 80 ya existía propiamente una bicicleta de BMX. En los juegos olímpicos de Beijing en el año 2008 se incluyó por vez primera este deporte en el que se realizan distintos tipos de saltos, movimientos y combinaciones.

Existen diferentes modalidades de BMX que se dividen en dos grandes grupos con sus propias variantes:

  • Race: en esta modalidad la pista es igual a la de motocross pero se distingue en que para ciclismo es de arena arcillosa muy dura y compacta para evitar que se incruste en las ruedas de la bicicleta de BMX.
  • Estilo libre o Freestyle: dentro de esta modalidad del BMX se incluyen 5 variantes de acuerdo al tipo de acrobacias que se realizan y el tipo de pistas y terrenos en las que se desarrollan (dirt jump, flatland, park, vert y street).

Existen diversos estilos de bicicletas de BMX, según la especialidad, ya sea Race o Freestyle, ya que las características estructurales de cada tipo de bicicleta de BMX derivan principalmente de los requerimientos para cada variante. Veamos sus principales características:

  • Cuadro: por lo general las bicicletas de BMX son de tamaño pequeño para tener mayor manejabilidad. Existen diferencias importantes en los cuadros en función de la modalidad que se practique, que pueden variar de tamaño desde los más largos para rampa hasta los cortos para street. Suelen estar fabricados en materiales como aluminio, fibra de carbono, acero al cromo-molibdeno y algunos otros en oxiplatino (OX).
  • Ruedas: aunque existen bicicletas de BMX con ruedas de 20 y 24 pulgadas, en las modalidades olímpicas solamente se emplean de 20 pulgadas.
  • Plato: el tamaño del plato depende de la modalidad, siendo platos pequeños (de 22 a 30 dientes) para rampa, park y street por ligereza, y más grandes (de 35 a 40 dientes) en dirt y race para desarrollar mayor velocidad.
  • Rotor: en las modalidades de park y rampa es frecuente el uso de rotor, para que el giro del manillar no se vea limitado por el cable del freno.
  • Apoyos (pegs): son unos tubos metálicos muy utilizados en street y rampa para realizar trucos.
  • Manillar: suele ser grande para mayor control de la bici.
  • Sillín: en street, dirt y park suele utilizarse en su posición más baja para que no estorbe al saltar.

Generalizando podemos decir que para quien desea realizar grandes saltos lo más indicado es tener una bicicleta de salto del tipo dirt jump, para los amantes de las piruetas lo ideal es la de freestyle y si lo que se busca es una bicicleta fuerte y manejable entonces lo más indicado es una bici clásica de BMX.

Los comentarios están cerrados.