Bicicletas

La bicicleta es un vehículo de dos ruedas impulsado por el propio viajero, que se utiliza tanto como medio de transporte, como vehículo de ocio o para usos deportivos. El uso de la bicicleta, ya sea como medio de transporte o con fines deportivos, conlleva diversos beneficios tanto para la salud del usuario que realiza ejercicio físico, como para la sociedad por el menor uso del automóvil, lo que reduce el ruido y la contaminación del aire y mejora la calidad de vida.

Bicicletas

Características de las bicicletas

Las bicicletas se utilizan principalmente como medio de transporte, siendo en algunos países el principal medio de transporte. Esto es debido a que la bicicleta es muy económica, sobre todo teniendo el cuenta el alto precio del combustible.

La bicicleta es el medio de transporte preferido de muchas personas para todo tipo de usos cotidianos. Resulta especialmente útil cuando se trata de recorrer trayectos cortos, ya que permite desplazarse más rápido que a pie, en coche o en transporte público.

También está muy extendido el uso de las bicicleta como vehículo de ocio o para usos deportivos, ya que es un medio de transporte sano, ecológico y sostenible, válido para trasladarse tanto en el entorno urbano como en zonas rurales.

El uso frecuente de la bicicleta conlleva beneficios directos a la salud, ya que el ciclismo puede influir positivamente en numerosos aspectos, ya que desarrolla diversos grupos musculares, tiene un efecto positivo sobre la densidad ósea, tiene un efecto relajante, controla el equilibrio hormonal, fortalece los músculos respiratorios, contribuye a la reducción de peso, favorece el equilibrio en el nivel del colesterol, reduce la presión arterial alta, fortalece el corazón y aumenta la capacidad de resistencia aeróbica, entre otros efectos beneficiosos para la salud.

Por otra parte, un mayor uso de la bicicleta en trayectos cortos como alternativa al automóvil, supondría beneficios sustanciales para la sociedad, debido a la mejor calidad del aire y reducción de ruido, mejorando la calidad de vida.

Dado que el uso de la bicicleta, ya sea como medio de transporte o con fines deportivos, conlleva la realización de ejercicio físico, que en ocasiones puede ser intenso, es necesario señalar que cualquier actividad física se debe realizar bajo supervisión médica.

Además, para evitar posibles lesiones motivadas por el uso de una bicicleta inadecuada, es necesario acudir a un establecimiento especializado donde personal experto nos asesore para elegir el tamaño correcto de la bicicleta y ajustarla a la antropometría del usuario.

Un aspecto que no debe olvidarse es la seguridad en la bicicleta, tanto cuando se circula cerca del tráfico de vehículos a motor como cuando se circula en terrenos agrestes, a fin de evitar accidentes. Para ello es esencial tener un tipo de bicicleta adecuado para el uso específico que pretendemos darle, que la bicicleta se encuentre en buen estado, llevar los elementos de protección personal necesarios en función de la actividad particular y conducir siempre con prudencia respetando las normas de seguridad vial según el tipo de ciclismo de que se trate, así como la normativa del lugar por el que se conduce.

Componentes

Veamos las principales partes que componen una bicicleta:

  • Cuadro: le da la estructura e integra los componentes. Los materiales más comunes son acero cromo-molibdeno, aluminio o fibra de carbono. Generalmente se buscan cuadros ligeros, aunque en bicicletas de montaña, híbridas y para viajes con alforjas deben emplearse cuadros robustos aunque sean más pesados.
  • Horquilla: las bicicletas sin amortiguación llevan horquilla rígida, mientras que las bicicletas con suspensión delantera llevan un amortiguador en la horquilla.
  • Manillar: permite controlar la dirección. Básicamente existen dos tipos de manillares, el manillar plano de las BTT y el manillar curvo tipo carretera. En bicicletas de contrarreloj y triatlón se suelen instalar acoples aerodinámicos en el manillar.
  • Transmisión: existen diversos sistemas de transmisión a pedales, aunque el más común es por cadena. Pueden llevar entre 1 y 3 platos. Por lo general, en las bicicletas de carretera se emplean dos platos, mientras que en las bicicletas de montaña se recomienda montar triple plato por su mayor versatilidad.
  • Frenos: existen numerosos sistemas de freno. Generalmente las bicicletas de carretera equipan frenos de tiro lateral, mientras que las bicicletas de montaña suelen llevar frenos V-Brake o de disco.
  • Sillín: para sentarse, las bicicletas de carretera suelen llevar sillín ligero, delgado y duro, mientras que para otras modalidades se emplean sillines acolchados con gel.
  • Pedales: pueden ser sin calas, con calas convencionales o automáticos.
  • Ruedas: por lo general son de igual diámetro. Las bicicletas de carretera suelen montar llantas ligeras y neumáticos lisos y estrechos, mientras que en las bicicletas de montaña o para viajes con alforjas se emplean llantas reforzadas y neumáticos más anchos.
  • Parrilla: las parrillas delantera y trasera, de acero y robustas, en combinación con alforjas impermeables, bolsa de manillar o una cesta, resultan de gran utilidad, ya que permiten llevar objetos y evitan llevar mochila.
  • Accesorios: las bicicletas pueden llevar numerosos accesorios, como timbre, candado, ciclo-computador, bidón de agua, guardabarros delantero y/o trasero, luces o reflectantes, entre muchos otros.
Tipos de bicicletas

Tipos de bicicletas

Veamos algunos de los principales tipos de bicicletas:

  • Bicicletas de carretera: están pensadas para circular rápido, por lo que son ligeras y estilizadas, con una geometría concebida para permitir que el ciclista adopte una posición aerodinámica.
  • Bicicletas de contrarreloj: son las que más avances tecnológicos incorporan, como manillares, ruedas o chasis específicos, con la finalidad de que el ciclista pueda adoptar una postura aerodinámica para reducir la resistencia del aire.
  • Bicicletas de triatlón: se caracterizan por la presencia de acoples de triatlón, un ángulo del tubo vertical más vertical que las bicicletas de carretera y un diseño muy aerodinámico.
  • Bicicletas de cicloturismo: disponen de un cuadro ligero, neumáticos resistentes, sillín cómodo, portaequipajes robusto, alforjas impermeables, bolso delantero para el manillar y pata de apoyo.
  • Bicicletas de pista: son máquinas ultra ligeras, con neumáticos estrechos y carecen de frenos ni cambios de marcha, ya que son de piñón fijo, por lo que las bielas no dejan de rodar hasta que la bicicleta se detiene y se frena aplicando menor presión en el pedaleo.
  • Bicicletas de piñón fijo: también llamadas fixies o fixed, son bicicletas que no tienen cambio de marchas ni piñón libre, por lo que los pedales están en movimiento mientras la rueda trasera gire, no pudiendo dejar de pedalear mientras la bici esté en marcha. Se puede frenar haciendo fuerza inversa al sentido de la marcha, por lo que suelen carecer de frenos.
  • Bicicletas de montaña (MTB, mountain bike): están diseñada para circular fuera de las carreteras asfaltadas, por la montaña, senderos o campo a través. Según el sistema de suspensión utilizado pueden ser totalmente rígidas o sin suspensión, de suspensión delantera o de doble suspensión.
  • Bicicletas de ciclocross: llevan neumáticos más anchos y con tacos, frenos de tipo cantilever y un cuadro diseñado para terrenos embarrados y con obstáculos.
  • Bicicletas de BMX: son de tamaño pequeño para tener mayor manejabilidad, llevan manillar ancho para mayor control de la bici, equipan apoyos metálicos para realizar trucos y suelen llevar el sillín en su posición más baja para que no estorbe al saltar.
  • Bicicletas de descenso: llevan cuadro sobredimensionado para soportar grandes esfuerzos, sistema de doble suspensión trasera y delantera, sistema de frenos de disco y neumáticos anchos.
  • Bicicletas de gravedad: son modelos sin transmisión, en las que los pilotos adoptan una postura tumbada similar a la de una moto de carreras, arrastrando la rodilla por el suelo en las curvas.
  • Bicicletas híbridas: son una mezcla de bicicleta de carretera y bicicleta de montaña, ya que llevan ruedas 700C como las bicicletas de carretera, con neumáticos anchos, horquilla de suspensión delantera y manillar plano como las mountain bike.
  • Bicicletas de trial: llevan ruedas de 20, 24 o 26 pulgadas y son muy simples desde el punto de vista mecánico, ya que no disponen de cambio de marchas ni de sillín, para que sean lo más ligeras posible.
  • Bicicletas reclinadas: tipo de bicicleta donde el ciclista se sienta reclinado boca arriba con las piernas extendidas hacia adelante, apoyado en un sillón que abarca desde las nalgas hasta los hombros y que en muchas ocasiones lleva reposacabezas.
  • Bicicletas urbanas: tipo de bicicleta que se caracteriza por su comodidad, ya que permiten una postura erguida y cuentan con sillín y manillar cómodos.
  • Bicicletas plegables: bicicleta que se puede hacer más pequeña doblándola en varias partes, para lo cual incorpora bisagras en el cuadro y manillar que permiten doblarla y dejarla en un tamaño más compacto.
  • Bicicletas playeras (cruiser): bicicleta de paseo que carece de cambios, dispone de sistema de frenado por contrapedal y lleva neumáticos anchos, concebida en California como medio de transporte de surfistas.
  • Bicicletas fat bike: bicicletas de mountain bike con ruedas grandes y neumáticos de gran tamaño, con un diámetro desde 3,8 hasta 4,7 pulgadas.
  • Bicicletas lowrider: bicicletas customizadas muy llamativas, cuyo estilo está inspirado en las motos chopper. Suelen llevar asiento largo y curvado con respaldo, manillar alto, larga distancia entre ejes, neumáticos muy anchos, llantas de radios, accesorios de piel y numerosas piezas cromadas.
  • Bicicletas para niños: bicicletas infantiles diseñadas para ayudar a los niños pequeños a que desarrollen la coordinación física y aprendan a pedalear y a mantener el equilibrio sobre una bicicleta. Suelen permitir la instalación de estabilizadores.
  • Bicicletas sin pedales: bicicletas de entrenamiento que ayudan a los niños a aprender el equilibrio y la dirección, así como a desarrollar la coordinación física.
  • Tándem: bicicleta de dos o más plazas, de tal manera que puede ser impulsada por el pedaleo de más de una persona, por lo que dispone de un asiento y una pareja de pedales para cada ciclista.
  • Bicicletas sin cadena: bicicletas que transmiten la potencia a la rueda motriz a través de un mecanismo distinto a la cadena de metal convencional.
  • Bicicletas de mano: bicicletas que se propulsan, dirigen y frenan con los brazos.
  • Bicicletas de remo: bicicletas impulsadas por un movimiento de remo del cuerpo, mientras los pies se apoyan en reposapiés simétricos, en vez de en pedales giratorios.
  • Bicicletas elípticas: mezcla de caminador elíptico y bicicleta, permiten realizar el mismo ejercicio que una elíptica convencional de gimnasio pero al aire libre.
  • Monociclos: vehículo a pedales con una sola rueda.
  • Triciclos: vehículo a pedales con tres ruedas.
  • Cuatriciclos: vehículo a pedales con cuatro ruedas.
  • Velomóvil: vehículo a pedales que incluye un carenado completo.
  • Bicicletas de reparto: bicicleta diseñada para transportar carga.
  • Bicitaxi: vehículo de pedales diseñado para transportar pasajeros además del conductor.

Los comentarios están cerrados.