Caravanas

Una caravana, roulotte o casa rodante (en inglés “travel trailer” o “caravan”) es un remolque habitable, acondicionado para vivir, cocinar y dormir en él, que sirve como vivienda durante los viajes. A diferencia de las autocaravanas, una caravana es un vehículo de remolque, por lo que no posee motor y debe ser remolcado por otro vehículo que actúa como elemento tractor, usualmente un automóvil.

Caravanas

Tipos de caravanas

Aunque todas las caravanas sirvan para idéntica finalidad, poder disfrutar de la autonomía y libertad de movimientos que proporcionan a la hora de viajar y conocer otros lugares, antes de empezar a buscar caravana hay que saber qué tipo se necesita, ya que las hay de todas formas y tamaños, cada una con sus ventajas e inconvenientes.

Podemos encontrar numerosos tipos de caravanas, que pueden clasificarse en base a diferentes factores, como su distribución interior, el tipo de enganche para el remolque, su tamaño (longitud y altura), la capacidad habitable (número de plazas de día y de noche) o el equipamiento que incorpora.

La característica común a todas las caravanas es que, a diferencia de las autocaravanas, las caravanas son vehículos de remolque, por lo que no poseen motor y deben ser remolcados por otro vehículo que actúa como elemento tractor, usualmente un automóvil.

Veamos los diferentes tipos de caravanas:

  • Caravana convencional: una caravana convencional dispone generalmente de una estructura rígida, diseño compacto, dos ruedas, anclaje de bola para quedar unida al automóvil, electricidad, depósito de agua potable, depósito de aguas grises, patas estabilizadoras y 4 zonas diferenciadas: cocina, baño, salón y dormitorio con cama de matrimonio.
  • Remolque tienda: un remolque tienda es un remolque que contiene una serie de elementos plegados, que una vez extendidos y montados se convierten en una tienda de campaña. Su precio relativamente asequible y su pequeño tamaño, que contribuye a que sea fácil de remolcar y guardar, hace que sea una opción popular entre los campistas.
  • Mini-caravanas: las mini-caravanas son un tipo de caravanas que se caracterizan por su pequeño tamaño, por lo que resultan compactas, aerodinámicas y ligeras, incluso en ocasiones son remolcadas por motos. Generalmente sólo disponen de una cocina básica en la parte trasera y espacio para dormir para dos adultos.
  • Caravanas quinta rueda: las caravanas quinta rueda son un tipo de caravanas que se caracterizan porque están dotadas de un punto de enganche quinta rueda (fifth-wheel) en vez del enganche convencional de bola. La mayor ventaja de las caravanas quinta rueda es su estabilidad, pero por contra requieren vehículos con más potencia y suelen tener un diseño de dos niveles con incluyen escalones interiores.
  • Caravanas todo-terreno: las caravanas todo-terreno son un tipo de caravanas que se caracterizan por estar diseñadas específicamente para recorrer rutas off-road. De esta manera, gracias a su capacidad todo terreno, pueden llegar a cualquier parte, y podremos acceder a lugares imposibles de alcanzar para una caravana convencional.
  • Caravanas híbridas: las caravanas híbridas son un tipo de caravanas que se caracterizan por ser una mezcla de caravana y tienda de campaña, dado que tienen zonas rígidas y zonas desplegables de lona. Durante el viaje las partes de tienda de campaña están plegadas, ofreciendo una configuración básica, pero una vez en el lugar de acampada se despliegan los elementos de tienda de campaña, que usualmente incluyen las camas.
  • Casa móvil: una casa móvil o caravana estática, es un tipo de caravanas que se caracterizan por estar diseñadas para permanecer aparcadas en una misma ubicación durante largos períodos de tiempo. Se les puede colocar ruedas para remolcarlas así como para poder estacionarlas legamente en un camping para caravanas.
  • Caravanas extensibles: las caravanas extensibles son caravanas que cuentan con laterales o módulos expansibles que multiplican el espacio interior.
  • Toy hauler: las caravanas toy hauler son caravanas acondicionadas para transportar en su interior un vehículo (motocicleta, quad, moto de agua), manteniendo una zona habitable.
Tipos de caravanas

Características de las caravanas

Las caravanas proporcionan a quienes viajan en ellas medio de transporte y alojamiento, dos elementos imprescindibles para hacer turismo:

  • Alojamiento: las caravanas disponen de numerosas prestaciones, como camas, cocina, nevera, baño, ducha, sala de estar, aire acondicionado o televisor.
  • Medio de transporte: las personas que eligen hacer turismo en caravana lo hacen por la autonomía y libertad de movimientos que proporcionan a la hora de conocer otros lugares.

Veamos las principales características de las caravanas convencionales:

  • Caravana o autocaravana: a la hora de elegir entre una caravana y una autocaravana, muchas personas eligen las caravanas porque pueden ser arrastradas detrás de su propio vehículo y una vez llegados al destino o lugar de acampada, la caravana se puede desenganchar. A continuación, se puede ir en coche y hacer turismo sin tener que arrastrar la casa.
  • Distribución: existen caravanas con diferentes ambientes, de tal manera que se adaptan a las necesidades de cada usuario. Usualmente los ambientes son separables entre sí, mediante cortinas o puertas plegables, y convertibles en cuestión de segundos. Las caravanas más básicas tienen un único ambiente, un espacio para una cama doble que generalmente puede convertirse en una mesa con asientos, contando normalmente con 2 plazas. Las caravanas más comunes ofrecen 3-8 plazas y suelen contar con 2 ambientes, dedicando un ambiente a cama y el otro a salón, aunque en la mayoría los dos ambientes son convertibles. Los modelos más lujosos tienen siempre capacidad para 5 personas o más, e incorporan tres ambientes: un ambiente dedicado a literas, un ambiente para salón y el tercer ambiente será una cama doble. En este caso sólo suelen ser convertibles los ambientes destinados a cama y salón.
  • Equipamiento: aparte de la distribución y las plazas está el equipamiento. Prácticamente todas las caravanas llevan de origen cocina con fogones a gas, fregadero con agua y un pequeño frigorífico que funciona tanto a gas como con electricidad. Muchos modelos incorporan un cuarto de aseo equipado con un lavabo, y a veces también con un WC y ducha. Usualmente las caravanas disponen de instalación de agua para cocinar y uso sanitario, instalación de gas para cocina y calefacción, e instalación eléctrica de doble sistema, capaz de funcionar conectada a la red de 220V o bien a 12V.
  • Uso: la finalidad de las caravanas es sustituir a la tienda de campaña en las acampadas. Principalmente se utilizan para pernoctar en un camping, pero también se pueden usar autónomamente para pernoctar en algún paraje que no posea facilidades de estancia sin necesidad de entrar en ningún camping, ya que incorporan depósitos de agua potable y de aguas grises (agua sucia recogida de los desagües de fregadero, lavado y ducha). Aunque las caravanas se utilizan mayoritariamente para uso turístico, también son usadas por muchas familias como residencia habitual.
  • Ruedas: aunque las caravanas convencionales disponen solamente de dos ruedas, las más grandes pueden ser de doble eje, con cuatro ruedas en la parte central.
  • Anclajes: generalmente las caravanas llevan anclaje de bola, aunque las más grandes suelen llevar anclajes especiales para facilitar la maniobrabilidad a la hora de desplazarse. Suelen incorporar un estabilizador para favorecer la estabilidad del conjunto coche-caravana.
  • Conducción: conducir una caravana requiere una actitud especialmente atenta y precavida, debido a su gran tamaño. Su elevada altura puede suponer un peligro al pasar túneles o puentes bajos si no somos conscientes de sus medidas. Es necesario también guardar una separación con el resto de vehículos mayor a la habitual, ya que los ángulos muertos de visión son mayores. La conducción debe ser suave, no se debe acelerar ni frenar de manera brusca y las curvas se deben trazar con cuidado.
  • Velocidad: aunque un vehículo que remolca una caravanas pueden alcanzar o superar fácilmente los 120 km/h, generalmente las velocidades máximas genéricas establecidas tanto en carreteras convencionales como en autopista suelen ser muy inferiores, en torno a 80 km/h y 90 km/h respectivamente.
  • Consumo: la resistencia al aire que ofrecen las caravanas penaliza mucho el consumo de combustible, por lo que siempre es recomendable elegir un modelo lo más aerodinámico posible y evitar colocarle elementos como parrillas o portabicicletas exteriores.
  • Toldo: un accesorio muy útil, casi indispensable cuando se viaja en verano, es el avance o toldo, que permite protegerse del sol en las horas centrales del día.
  • Residuos: desde un punto de visto sanitario, todas las caravanas modernas disponen de depósito de aguas grises para recoger aguas jabonosas de la cocina, lavabo y ducha, así como de depósito de aguas negras para los residuos procedentes del inodoro. Esto permite disponer de varios días de autonomía sin verter nada al medio ambiente. Para el correcto tratamiento de los residuos, ambos depósitos se vacían periódicamente en las áreas de servicio específicas para caravanas o bien en la red pública de aguas residuales.

Como vemos, las primeras caravanas consistían en poco más que una cama y una cocina, pero hoy en día disponen de televisión, vídeo, aire acondicionado, varias literas plegables e incluso baño con ducha en algunos modelos de gama alta.

Respecto a los precios, varían en función de las características y opciones que se deseen en la caravana, así se pueden encontrar desde caravanas básicas muy económicas, hasta caravanas de lujo, existiendo también caravanas de segunda mano a precios muy accesibles.

Guía de compra de caravanas

Antes de comprar una caravana es primordial hacer un alto y revisar los motivos para comprarla y qué características debe tener la roulotte ideal para nosotros. También es conveniente informarse detalladamente de todos los tipos de caravanas que existen en el mercado en cuanto a funcionalidades, marcas, calidades, durabilidad, precios y todo lo que nos pueda parecer determinante al momento de decidir.

Guia de compra de caravanas

Consejos para comprar caravanas

Si ya sabes que lo que necesitas es una caravana, a la hora de decidir qué tipo de caravana comprar te falta determinar qué tipo, qué tamaño, cuántas plazas y qué equipamiento te conviene que tenga.

Existen numerosos tipos de caravanas, desde muy simples hasta muy complejas, pero siempre es recomendable adquirir la roulotte más sencilla posible para cada caso, para no incurrir en gastos innecesarios por el mantenimiento de cosas que acabamos no usando.

Veamos los principales aspectos a tener en cuenta al comprar una caravana:

  • Distribución.
  • Equipamiento.
  • Baño, ducha y WC.
  • Calefacción y aire acondicionado.
  • Instalaciones.
  • Equipaje.
  • Precio.

Distribución

La distribución interior de una caravana está orientada a satisfacer las preferencias personales del usuario, de tal manera que continuamente aparecen nuevas tipologías que perfeccionan cada vez más el aprovechamiento del espacio y la habitabilidad.

Generalmente los ambientes que integran una caravana se pueden aislar entre sí, con cortinas, puertas o mamparas correderas. También suelen ser convertibles, pudiendo transformar el salón en dormitorio o a la inversa, en pocos segundos.

Principalmente hay tres tipos de distribuciones interiores:

  • Caravana con 1 ambiente: las caravanas más básicas ofrecen 2 plazas y tienen un solo ambiente, generalmente convertible, por lo que tienen espacio para una cama doble que se puede convertir en una mesa con asientos. Son caravanas muy pequeñas con pocas comodidades, aunque pueden ser suficiente para acampar unas pocas noches de vez en cuando o para viajar mucho y lejos, ya que son las más ligeras y pequeñas. Hay caravanas aún más pequeñas, que sólo disponen de la cama doble.
  • Caravana con 2 ambientes: las caravanas más comunes son las de 3-8 plazas y 2 ambientes, típicamente un ambiente dedicado a cama y el otro a salón. Estos ambientes pueden ser convertibles o no, pero la mayoría tienen uno o los dos ambientes convertibles tanto en una cosa como en otra, de modo que se puede disponer a la vez de 2 salones o de 2 dormitorios. Algunas caravanas de dos ambientes sólo llevan convertible el ambiente de la cama doble, que se transforma en salón, mientras que el otro ambiente se dedica a literas fijas.
  • Caravana con 3 ambientes: las caravanas más grandes cuentan con al menos 5 plazas y 3 ambientes, dedicados uno de ellos a literas superpuestas, otro a salón y el tercero a cama doble. Al menos un ambiente suele ser convertible, incluso en ocasiones dos de ellos, para que incluso sin desmontar ninguna cama siempre haya un salón disponible.

Equipamiento

Aparte de las plazas y la distribución interior está el equipamiento. Prácticamente todas las caravanas llevan de origen cocina a gas, fregadero con agua y un pequeño frigorífico que funciona tanto a gas como con electricidad, calefacción, agua caliente, centralita de niveles, depósito de agua limpia y residuales, oscurecedores o mosquiteras.

Muchas caravanas incluyen también otros extras, como un cuarto de aseo equipado al menos con un lavabo y a veces también WC y ducha, aire acondicionado, placa solar, patas estabilizadoras, horno, TV, antena, radio CD, ABS, suspensiones mejoradas o chasis reforzado.

Con el uso del vehículo iremos descubriendo nuestras propias necesidades y más adelante podremos añadir muchas mejoras como tendederos, asas de entrada, extractor de humos, claraboyas con ventilador, oscurecedores de cabina, apoyacabezas o fundas para los asientos de la cabina.

Baño, ducha y WC

Respecto al cuarto de aseo, un cuarto de baño en una caravana es cómodo pero no es imprescindible.

Las duchas de las caravanas son generalmente muy pequeñas, casi testimoniales, sin espacio para desvestirse o dejar las toallas. Además, consumen mucha agua caliente, lo que conlleva depósitos de agua muy grandes, así como termo y bombonas grandes, lo que supone caravanas caras y pesadas. Por eso la ducha de la caravana no se suele utilizar, ya que el mejor sitio para ducharse son las duchas del camping.

En lo que se refiere al WC, se utilizan inodoros químicos, que basan su funcionamiento en un aditivo que se le añade al agua de la cisterna que llevan incorporada. Son muy útiles e higiénicos, capaces de almacenar los residuos durante varios días sin desprender olores. Pueden ser fijos o portátiles, en cuyo caso se puede disponer de ese espacio para otros menesteres si no se lleva, además del ahorro que supone.

Calefacción y aire acondicionado

Para hacer rutas en época invernal o practicar deportes en invierno, es conveniente disponer de calefacción integrada, ventanas de doble capa o cortinas aislantes especiales para nieve.

Respecto al aire acondicionado, son aparatos caros, grandes, ruidosos y consumen mucha energía, por lo que si nuestra caravana dispone de buen aislante térmico y cuenta con ventanas que puedan ser abiertas, probablemente sea innecesario.

Instalaciones

Las caravanas usualmente están preparadas para conectarse al coche y utilizar su electricidad, pero también llevan una toma de 220V para cuando estamos en un cámping o cuando usamos un generador eléctrico a combustible. Muchas vienen también equipadas con baterías para poder alimentar sus sistemas eléctricos, de tal modo que tengan una autonomía de algunos días.

Además del doble sistema eléctrico, capaz de conectarse a la red de 220V o bien funcionar en 12V, las caravanas también suelen llevar instalación de gas para la cocina, el agua caliente o la calefacción, así como instalación de agua para cocinar y uso sanitario.

Equipaje

Si el espacio interior de la caravana no es suficiente para nuestro equipaje o necesitamos llevar objetos especialmente voluminosos, podemos instalar una baca en techo.

Si los objetos son muy pesados para la baca del techo o han de estar protegidos, tendremos que elegir una caravana diseñada con guardaobjetos interior con acceso desde el exterior, o incluso una caravana tipo toy hauler, si tenemos que llevar vehículos de recreo como una moto o un quad.

Precio

En lo referente a los precios de las caravanas, varían en función de las características y opciones que se deseen, por lo que podremos encontrar desde caravanas básicas muy económicas, hasta caravanas de lujo.

El primer paso es marcarse un presupuesto y una franja de precios en la que nos vamos a mover, teniendo en cuenta que además de la inversión inicial, una caravana implica diversos gastos de mantenimiento, parking y seguro.

Si disponemos de un presupuesto muy ajustado, podemos adquirir la caravana deseada pero sin extras, que se pueden añadir después a medida que se vayan necesitando, o bien podemos optar por adquirir una caravana de segunda mano.

En función del rango de precios, generalmente directamente proporcional al equipamiento, las calidades y los acabados, podemos clasificar las caravanas en 3 grupos:

  • Autocaravanas de gama baja: vienen equipadas con todo lo necesario para viajar y son sencillas en cuanto a sus acabados. Resultan muy prácticas, por lo que suelen ser la elección de quienes acceden por primera vez a una caravana.
  • Autocaravanas de gama media: incorporan accesorios, extras y mejores acabados.
  • Autocaravanas de alta gama: son caravanas lujosas que llevan extras de elevado coste y las motorizaciones más potentes.

Un aspecto importante a considerar al adquirir una caravana es que su precio no decae con el tiempo tan rápidamente como lo hace un coche utilitario. Así como un coche pierde una gran parte de su valor sólo con salir del concesionario, y su valor se reduce a la mitad cada poco tiempo, el precio de una caravana bien cuidada baja poco con el paso de los años. Esto es importante, ya que si comenzamos con una caravana sencilla y posteriormente queremos algo más grande, siempre podremos venderla para comprar otra, sin perder demasiado en la operación.