Bicicleta eléctrica

Una bicicleta eléctrica o e-bike, es una bicicleta que dispone de un motor eléctrico que ayuda al ciclista a avanzar. El motor eléctrico está alimentado por una batería que se recarga por lo general en la red eléctrica. Para que una bicicleta eléctrica sea considerada legalmente una bicicleta, debe tener una potencia inferior a 250 W y únicamente puede proporcionar asistencia mientras se pedalea, y sólo por debajo de 25 km/h.

Bicicleta electrica

Características de las bicicletas eléctricas

A la bicicleta eléctrica también se le conoce como e-bike y es una bicicleta que cuenta con un motor y una batería para ofrecer asistencia al pedaleo, lo que disminuye considerablemente el esfuerzo que debe realizar el ciclista.

La batería de la bicicleta eléctrica se recarga fácilmente con tan solo conectarla a cualquier toma de corriente. En la actualidad existen ya algunas que se recargan con energía solar y otras más que logran cierta recarga durante el pedaleo, usando sistemas de frenos regenerativos.

La duración de la carga de energía puede proprorcionar una autonomía desde 35 hasta 70 km aproximadamente, dependiendo del peso, el tipo de terreno, tipo de neumáyicos y algunos otros factores.

Para que las bicicletas eléctricas sean consideradas legalmente bicicletas y no ciclomotores, el motor debe apagarse cuando se deja de pedalear o al alcanzar los 25 km/h, y la potencia no debe exceder de 250 W. Esto permite poder rodar por la vía pública sin necesidad de seguro, carnet ni documentación, así como hacer uso de ciclovías y carriles bici reservados a las bicicletas.

Aunque las bicicletas eléctricas son en muchos aspectos similares a los ciclomotores eléctricos, cabe mencionar que existen entre ellos muy marcadas diferencias. En muchos países para que una bicicleta eléctrica se considere como tal y goce de los mismos privilegios que cualquier bicicleta, debe reunir ciertas características:

  • Que el motor asista solamente cuando se pedalea, por lo que no debe tener acelerador.
  • No desarrollar una velocidad mayor a 25 km/h con la asistencia del motor. Éste se debe desconectar automáticamente al llegar a dicha velocidad.
  • La potencia nominal máxima debe ser de 250 W o menor.

Si cualquiera de las especificaciones anteriores se incumple o se ve superada, entonces se considera un ciclomotor a efectos legales, lo que obligará a legalizar el vehículo. Estas disposiciones se han ido adoptando poco a poco en numerosos países.

Las ventajas de que las bicicletas eléctricas sean consideradas dentro del rango de bicicletas es que no hay necesidad de matrícula, no se requiere seguro ni permiso de conducir, y que pueden circular por zonas peatonales, ciclovías o carriles bici reservados en exclusiva a las bicicletas.

Además de los modelos de fábrica, también se consigue en el mercado una gran variedad de equipos de conversión en kit que permiten transformar casi cualquier bicicleta en una bicicleta eléctrica.

Los comentarios están cerrados.