Reloj de pulsera de lujo

Los relojes de pulsera de lujo son relojes de pulsera fabricados con materiales preciosos como oro, plata, diamantes o zafiros, por lo que sólo están al alcance de personas de alto poder adquisitivo. Por ello, los relojes de pulsera de lujo aportan exclusividad al comprador, por lo que sirven para representar el estatus social de una persona. En muchas ocasiones se adquieren también como inversión o por coleccionismo.

Reloj de pulsera de lujo

Características de los relojes de pulsera de lujo

Se conoce como relojes de pulsera de lujo, en ocasiones también llamados relojes joya, a aquellos relojes fabricados en metales de finas aleaciones y metales preciosos, y sobre todo mecanismos elaborados bajo muy estrictas normas de calidad. Los metales más comunes en los relojes de pulsera de lujo son acero inoxidable, platino, oro y algunas aleaciones de avanzadas tecnologías.

Los relojes de pulsera de lujo, además de la alta calidad de sus materiales y la precisión de sus mecanismos, son piezas de gran belleza y pueden incluir detalles ornamentales en piedras preciosas y semipreciosas, además de que en muchos casos son ediciones limitadas o numeradas.

Los relojes de pulsera de lujo son relojes de elevado precio que requieren de un desembolso importante, por lo que determinan el estatus social de la persona que lo luce en su muñeca. Suelen estar fabricados de materiales como el oro y la plata, casi siempre revestidos de piedras preciosas como diamantes o zafiros.

Los relojes de lujo proporcionan exclusividad al comprador, ya que por una parte se suelen fabricar en ediciones limitadas y por otra su elevado precio los hacen inalcanzables para la mayoría de la sociedad, por lo que muy pocas personas llegan a tener uno de ellos.

Como inconveniente presentan que el coste del mantenimiento del reloj, o el arreglo en caso de avería o deteriro, supondrá un gasto apreciable, en línea con su precio de adquisición.

También existe un segmento significativo del mercado que adquiere relojes de pulsera de lujo por coleccionismo o como inversión, ya que dada su alta calidad pueden pasar de generación en generación sin ningún problema, puesto que el riesgo de que se estropeen es mínimo. Un reloj de pulsera de lujo puede convertirse en una inversión a largo plazo para aquellos que puedan permitirse el gasto y sepan qué reloj de lujo elegir.

Para aquellas personas que consideran los relojes de pulsera de lujo como una inversión, se sugiere, para poder obtener el mejor provecho en caso de desear venderlos, mantenerlos en óptimas condiciones y conservar cajas, estuches y manuales de usuario originales, así como eslabones que se hayan removido de los brazaletes y cualquier otro accesorio incluido en el momento de su compra.

Aunque la mayoría de los relojes de pulsera de lujo son de funcionamiento mecánico, de cuerda manual o automáticos, también los hay electrónicos, de tal manera que poco a poco se van integrando funciones e innovaciones de vanguardia también en los modelos de lujo. Pero los amantes de la relojería siguen prefiriendo los relojes de lujo con movimiento mecánico, por lo que algunos fabricantes continúan haciendo modelos clásicos de cuerda, fabricados casi totalmente a mano.

Respecto a la correa, muchos relojes de pulsera de lujo tienen brazaletes metálicos a juego con la caja, aunque muchas personas prefieren las correas de piel, en cuyo caso por lo general son cortadas y cosidas a mano.

La mayoría de los relojes de pulsera de lujo cuentan con mayores garantías que los relojes comunes, pero también requieren de servicio de mantenimiento especializado, siendo recomendable hacerlo cada dos años. En caso de que el reloj no esté en uso, debe comprobarse periódicamente que el mecanismo funciona correctamente.

Los comentarios están cerrados.