Partes de un reloj de pulsera

Un reloj de pulsera es aquel que se lleva en la muñeca sujeto con una correa, por oposición a los relojes de bolsillo, que como su nombre indica se llevan en un bolsillo sujetos con una pequeña cadena. Desde finales del siglo XIX y hasta la década de 1970, en que salieron al mercado los primeros relojes de cuarzo, los principales fabricantes eran americanos y europeos, en particular los suizos, pero desde entonces los japoneses llevan la delantera.

Partes de un reloj de pulsera

Partes de un reloj de pulsera

Los relojes de pulsera son instrumentos complejos, que constan de numerosas piezas y componentes. Además, según el tipo de movimiento, ya sea mecánico o electrónico, pueden tener diferentes elementos. Los materiales utilizados en la fabricación de los relojes de pulsera son también muy importantes, no sólo por la estética sino también porque algunos materiales pueden provocar reacciones alérgicas.

Veamos los principales componentes que están presentes tanto en modelos mecánicos como electrónicos:

  • Caja: es la pieza que contiene las piezas internas de un reloj. Se fabrica con acero inoxidable (duradero, resistente y no se oxida), titanio (resistente, ligero e inoxidable), chapado en oro (utilizado en relojes de pulsera de gama alta, espesor entre 10 y 20 micras), oro (utilizado en relojes de muy alta gama), plata, platino, aluminio (ligero y resistente al óxido) o plástico (ligero y resistente, muy utilizado en relojes deportivos).
  • Bisel: pieza en forma de aro ubicada en la parte de arriba de la caja del reloj, donde va encajado el cristal. El bisel puede ser fijo, móvil con bisagra o giratorio, en cuyo caso suele llevar alguna escala graduada auxiliar que permite medir ciertas magnitudes, como velocidades o distancias.
  • Dial: también llamado esfera o carátula, es el componente del reloj que contiene los números, los índices o el diseño de la superficie. Aunque la carátula de la mayoría de relojes de pulsera es redonda, también existen cuadradas, pentagonales o hexagonales. En su construcción se pueden utilizar los mismos materiales que se emplean en las cajas, más cobre o latón decorado y bañado en porcelana en la cara visible.
  • Correa o pulsera: sirve para sujetar el reloj a la muñeca. Puede ser de metal, plástico, caucho, tela, materiales sintéticos o piel. Las correas de piel son elegantes pero se deterioran con facilidad, pudiendo ser piel de diferentes animales, como lagarto, becerro, avestruz, tiburón, etc. Las correas de metal suelen consistir en una serie de piezas acopladas, generalmente en el mismo estilo que la caja del reloj. El cierre suele ser mediante hebilla, usualmente con pasador simple, o bien mediante un cierre desplegable metálico que une ambos extremos de la pulsera.
  • Cristal: es la cubierta ubicada sobre la cara visible del reloj. Se fabrica con cristal mineral, utilizado sobre todo en relojes de pulsera de gama media y baja, y cristal de zafiro sintético, muy resistente a arañazos y empleado en relojes de pulsera de gama alta. En ocasiones el cristal llevar tratamiento antirreflejos, lo que reduce en parte su resistencia a las rayas.

Respecto a los componentes específicos de los relojes de pulsera mecánicos, tenemos los siguientes:

  • Mecanismo para dar cuerda: sirve para dar cuerda al resorte principal. Puede ser un mecanismo manual o automático, que funciona gracias al movimiento de la muñeca del usuario.
  • Corona: dispositivo estriado por medio del cual se da cuerda al reloj, se pone en hora o se cambia la fecha del calendario. Tirando hacia fuera suele disponer de varias posiciones, para las distintas funciones. Su acoplamiento debe ser estanco para evitar la entrada de agua que pueda dañar el mecanismo.
  • Resorte principal o motriz: es una lámina de metal enrollada en forma de espiral que actúa como fuente de energía, ya que es responsable de accionar el movimiento del reloj. Al dar cuerda al reloj se enrosca almacenando energía de torsión.
  • Tren de engranajes: serie de engranajes cuya función es transmitir la energía del resorte principal a la rueda de escape.
  • Rueda de escape: rueda dentada de manera especial que conecta el tren de engranajes con el oscilador. Restringe el movimiento del tren de engranaje, midiendo el paso del tiempo en tramos iguales y regulares.
  • Rueda de equilibrio u oscilador: rueda contrapesada que convierte el movimiento rotatorio de los engranajes en oscilatorio.

Por los que se refiere a componentes exclusivos de los relojes de pulsera electrónicos, podemos citar los siguientes:

  • Cristal de cuarzo: pieza de cuarzo que genera los impulsos necesarios para la medición del tiempo. Se ubica en un cilindro metálico cuya función es proteger el mineral.
  • Divisor de frecuencia: circuito electrónico formado por una serie de contadores que permite obtener una frecuencia de 1 Hz, que permite mostrar segundos, o submúltiplos.
  • Pantalla LCD: display que permite mostrar la hora en formato digital.
  • Pila: la pila o batería proporciona la energía necesaria para accionar el movimiento del reloj. Suelen ser pilas tipo botón.
  • Pulsadores: los relojes de pulsera electrónicos suelen disponer de diversos pulsadores, como arranque, parada, puesta a cero y otras.

Los comentarios están cerrados.