Reloj de pulsera con calculadora

Un reloj de pulsera con calculadora es un reloj de pulsera que dispone de la función calculadora, por lo que permite realizar cálculos aritméticos y visualizar los resultados en un display LCD. Aunque los primeros relojes de pulsera con calculadora tenían los botones demasiado pequeños y en muchas ocasiones suponía un problema oprimirlos con precisión, hoy en día suelen tener pantalla táctil, lo que mejora en gran medida la usabilidad.

Reloj de pulsera con calculadora

Características de los relojes de pulsera con calculadora

Los relojes de pulsera calculadora se caracterizan porque pueden realizar las funciones básicas de una calculadora, ya que permiten hacer cálculos aritméticos y visualizar los resultados en una pantalla LCD.

Los relojes digitales han ido incorporando diferentes funciones útiles para la vida cotidiana, y una de ellas es la calculadora. Este tipo de relojes de pulsera con calculadora aparecieron en el mercado a mediados de la década de los 70, y supusieron un avance en la historia de los relojes digitales sin precedentes, por lo que tuvo un éxito fulgurante. En su momento estos relojes calculadora se convirtieron en el aliado perfecto en los exámenes y representaban un cierto estatus social, ya que eran lo más moderno, e impresionaban bastante porque eran relojes muy grandes para.

Los relojes calculadora incluyen las funciones básicas de una calculadora, como sumar, dividir, multiplicar y restar, así como memorias. Generalmente son de 8 dígitos y conviene que el visor sea grande para ver bien los números.

Una de las principales dificultades que ofrecen los relojes con calculadora es que los botones son demasiado pequeños y no todo mundo puede oprimirlos con precisión. Los modelos más recientes ofrecen pantalla táctil, lo que facilita el manejo de la calculadora.

En la actualidad los llamados smartwatch o relojes inteligentes, integran generalmente la función de calculadora, entre las múltiples y útiles aplicaciones que ofrecen, por lo que han desplazado a los relojes de pulsera con calculadora convencionales, que son vistos más como objeto de colección que para su uso diario.

Actualmente, dado que lo retro está de moda, los relojes calculadora se están volviendo a poner de moda, tanto entre los niños y jóvenes como entre los adultos que tuvieron un reloj calculadora en su juventud.

Los relojes de pulsera calculadora resultan de gran utilidad en la vida diaria, ya que permiten por ejemplo verificar el cambio en un comercio, calcular un descuento o realizar operaciones rápidas. Para quienes no están acostumbrados a hacer calculos mentales, un reloj calculadora supone una excelente ayuda.

Muchos modelos de relojes de pulsera calculadora incluyen además otras funciones adicionales, como agenda, luz, horario mundial, calendario perpetuo, alarmas programables, cronógrafo o control remoto universal para el televisor.

En cuanto a su aspecto, por lo general los relojes de pulsera con calculadora resultan algo voluminosos, al igual que los relojes deportivos, tanto por la pantalla más grande de lo habitual para ver bien los números como por la presencia del teclado.

Su forma generalmente es rectangular y pueden estar fabricados en materiales como el acero inoxidable y también en materiales sintéticos de alta tecnología, en diferentes colores. En algunos, el cristal es muy resistente a golpes y raspaduras. Los brazaletes pueden ser de caucho, nylon, acero inoxidable y muchos otros materiales, dependiendo de marcas y modelos.

Al igual que entre otros tipos de relojes, existen relojes de pulsera con calculadora que ofrecen resistencia al agua, pero es de suma importancia cerciorarse de la presión certificada que soportan.

Los comentarios están cerrados.