Reloj de pulsera antiguo

Los relojes de pulsera antiguos son relojes de pulsera muy valorados por su elegancia, exclusividad, maquinaria, calidad, lujo y prestigio. Por lo general se trata de movimientos mecánicos de alta calidad, de cuerda manual, fabricados a mano por fabricantes de gran prestigio, en ocasiones de metales preciosos como el oro o con piedras preciosas y diamantes insertados, lo que los hace muy apetecibles para los coleccionistas.

Reloj de pulsera antiguo

Características de los relojes de pulsera antiguos

Los relojes de pulsera, desde su aparición a finales del siglo XIX, han reemplazado casi por completo a los relojes de bolsillo, utilizados hasta entonces de forma generalizada. Hasta la década de 1970, en que salieron al mercado los primeros relojes de cuarzo, los relojes de pulsera eran de movimiento mecánico, siendo los principales fabricantes americanos y europeos, en particular los suizos.

En un principio, los relojes de pulsera eran más usados por las damas, ya que los caballeros consideraban que usarlos era parecido a llevar un brazalete femenino, por lo que preferían los relojes de bolsillo.

A finales del siglo XIX, los aviones carecían de instrumentos de medición, por lo que los aviadores realizaban cálculos vitales para la navegación, como distancias, rumbo, duración del combustible y otros, basándose en el reloj de bolsillo. Algunos comenzaron a atarlos a un brazo o pierna para facilitar las operaciones, y esta costumbre se popularizó muy pronto, dando lugar al concepto actual de reloj de pulsera. Tras la Primera Guerra Mundial se comenzaron a fabricar relojes de pulsera de cuerda automática.

Para sujetarse a la muñeca se utilizaban correas de piel, y luego se fabricaron pulseras extensibles en metal. Este tipo de relojes antiguos indican la hora en formato analógico, con manecillas para señalar los números colocados alrededor de la carátula, en caracteres romanos, arábigos o simplemente marcas en la posición correspondiente.

Poco a poco fueron surgiendo diferentes modelos de reloj de pulsera, presentando variaciones de tamaño, forma y materiales de fabricación. Las piezas del mecanismo de los relojes antiguos fueron fabricadas a mano, y en la actualidad algunas ediciones especiales de marcas de prestigio se siguen haciendo a mano.

Los relojes de pulsera antiguos tienen cada vez más demanda, ya que en esta época tan tecnológica muchas personas desean poseer un reloj que sea antiguo y que transmita los valores de tradición, elegancia y romanticismo de los relojes antiguos. Uno de los encantos de este tipo de relojes antiguos radica en su exclusividad, ya que dada su escasez y elevado precio son muy poco comunes. Además, siguen siendo un símbolo de elegancia.

Por otra parte, los relojes de pulsera antiguos generalmente tienen precios más elevados que los relojes de pulsera actuales, por lo que su adquisición supone un esfuerzo económico importante que no todo el mundo se puede permitir.

Por lo general los relojes de pulsera antiguos son relojes de movimiento mecánico con cuerda manual, aunque también existen modelos de cuerda automática, ya que los primeros modelos surgieron tras la Primera Guerra Mundial.

Los relojes de pulsera antiguos son muy valorados en la actualidad, por lo que pueden llegar a alcanzar precios muy altos. Muchas veces se adquieren para regalar en cumpleaños, aniversarios, bodas, fiestas navideñas u otras ocasiones especiales, pero debe tenerse cuidado, ya que en los relojes antiguos se suelen dar gran cantidad de fraudes y de estafas.

Dada la gran demanda y por lo general alto precio de los relojes de pulsera antiguos, se comercializan habitualmente réplicas de relojes antiguos para mujeres y hombres. En ocasiones se trata de réplicas autorizadas, que incluso utilizan los mismos materiales originales, como oro y plata, pero muchas veces son simples falsificaciones, por lo que este tipo de réplicas de relojes de pulsera antiguos deben comprobarse cuidadosamente.

Los comentarios están cerrados.