Plancha para el pelo

Una plancha para el pelo, plancha para alisar el cabello o alisador de pelo, es un aparato eléctrico que sirve para alisar el pelo rizado o rebelde, y que que ayuda a mantener el cabello sedoso. El pelo se alisa deslizándolo a través de dos placas calientes, y su funcionamiento se basa simplemente en aplicar calor y presión mediante las placas térmicas.

Plancha para el pelo

Características de las planchas para el pelo

Una plancha para el pelo, también conocida como alisador de pelo, es una especie de tenaza que cuenta con dos placas que se calientan por medio de corriente eléctrica. Al tomar mechones de cabello entre las placas de la plancha y deslizarla desde la raíz hacia la punta, el resultado obtenido es un cabello liso.

Este aparato resulta muy útil para quienes tienen el cabello rebelde y desean llevarlo completamente liso controlado. También es utilizado con mucha frecuencia por personas que tienen cabello rizado natural y desean cambiar su apariencia.

Los resultados dependen mucho de la calidad del aparato, sobre todo del revestimiento de las placas, que puede ser de diversos materiales. Originalmente eran de aluminio pero actualmente ha caído en desuso, ya que materiales como cerámica, placas de turmalina, recubrimientos de titanio y algunos otros lo han reemplazado por su mayor eficacia y su menor agresividad con el cabello.

Las planchas de cabello con tecnologías más modernas permiten un mejor alisado, en menor tiempo y con menor daño al cabello, por lo que pueden ser empleadas con mayor frecuencia. Incluso existen algunas que pueden ser utilizadas con el cabello húmedo sin quemarlo, como sucedía con modelos anteriores.

Probablemente las planchas para el pelo más utilizadas hoy en día son las que cuentan con emisión de iones, placas de cerámica y pueden generar vapor y/o calor infrarrojo.

Para obtener los mejores resultados es muy importante que las placas se calienten y asienten una con otra de manera uniforme.

Existen planchas muy pequeñas, portátiles, que resultan ideales para llevarlas en el bolso en caso de necesitar algún retoque. Hay algunas más anchas que otras y con diferentes formas de empuñadura.

También existen algunas que tienen cable giratorio para facilitar su manejo y otras que tienen un diseño que permite usarlas tanto para alisar como para ondular. Algunos modelos cuentan con control de temperatura. Otras características importantes a valorar son su diseño, tamaño y manejabilidad.

Es necesario tener en cuenta que el calor, cualquiera que sea la forma de aplicación, daña el cabello a la larga, por lo que se recomienda el uso de acondicionadores y protectores capilares.

Los comentarios están cerrados.