Cepillo iónico

Un cepillo de pelo iónico o cepillo iónico, es un aparato eléctrico de aspecto similar a un cepillo tradicional, que desprende iones negativos que hacen que la electricidad estática del cabello desaparezca, de tal manera que ayudan a acabar con el encrespamiento, suavizan el pelo y proporcionan un brillo y una suavidad a la melena que no se consiguen con los cepillos normales.

Cepillo ionico

Características de los cepillos iónicos

Un cepillo iónico es aparentemente un cepillo convencional, pero se puede observar que lleva baterías y tiene botón de encendido. Al usarlo desprende iones negativos, lo que contribuye a proporcionar brillo y suavidad al cabello, así como a eliminar la molesta electricidad estática, que impide lograr un buen peinado.

Las cerdas del cepillo iónico han sido diseñadas para cuidar el cabello y protegerlo de rupturas. Sin embargo, es importante aclarar que el uso del cepillo de iones no es de ningún modo un tratamiento reparador del cabello dañado pero resulta un elemento útil en su cuidado y prevención de daños además de que proporciona brillo y suavidad. Tampoco es un sustituto de la plancha alisadora, aunque resulta un excelente complemento, por lo que si quieres alisarte el pelo tendrás que seguir utilizando otros aparatos.

Existen en el mercado una gran cantidad de marcas y modelos de cepillos iónicos y algunos ofrecen otras funciones para facilitar el estilizado del cabello. Pueden presentarse en forma cilíndrica o plana, con cerdas naturales o sintéticas, y base metálica perforada con revestimientos cerámicos.

El diseño del mango generalmente es ergonómico y con recubrimiento antiderrapante.

Algunos de los efectos producidos por este cepillo pueden desaparecer en el transcurso de unas horas, por lo que se recomienda llevarlo encima para algún retoque ocasional.

Además de reducir la estática y proporcionar brillo y manejabilidad al cabello, los cepillos iónicos reducen el tiempo de secado y minimizan los efectos del calor de secadoras y planchas alisadoras. Algunos tienen más potencia que otros, siendo los de mayor potencia los indicados para el cabello más grueso.

Aunque no son demasiado costosos, sí resultan más caros que un cepillo convencional, por lo que muchas personas se preguntan si realmente es conveniente su adquisición. A este respecto, algunas personas afirman que no han notado diferencia alguna entre peinarse con un cepillo normal y uno con tecnología de inyección de iones.

Antes de adquirir un cepillo de iones es recomendable informarse de las opciones que existen en el mercado y plantearse las necesidades y expectativas que se tienen de él, ya que hay una gran variedad de modelos entre los que elegir, puesto que todas las firmas de electrodomésticos han querido sumarse a la oferta.

Los comentarios están cerrados.