Crema reductora

Una crema reductora es una crema cuya función es hacer desaparecer del cuerpo las células grasas e impedir que se acumulen, haciendo que la piel esté más lisa. Por lo general, las cremas reductoras tienen dos tipos de ingredientes: los estimulantes, que ayudan a la eliminación de la grasa y los inhibidores, que se encargan de no acumular más grasa. Las cremas reductoras destinadas a los hombres actúan principalmente en la zona abdominal.

Crema reductora

Qué son las cremas reductoras

Las cremas reductoras tienen por objetivo eliminar las células grasas que se acumulan en determinadas zonas de nuestro cuerpo con efectos poco agradables a la vista.

Existen en el mercado múltiples tipos de cremas reductoras, algunas de ellas fabricadas por marcas de gran prestigio internacional. En su gran mayoría todas ofrecen una piel más lisa y de apariencia más firme. Sus ingredientes ayudan a eliminar la grasa acumulada pero también a prevenir nuevas acumulaciones.

Respecto a cómo trabajan estas cremas, por lo general tienen algunos ingredientes que son estimulantes y son los que ayudan a la eliminación de la grasa, y otros ingredientes que tienen una acción inhibidora para impedir que se acumule de nuevo la grasa. Generalmente estas cremas actúan mientras el cuerpo está en movimiento, de manera que la grasa es eliminada mediante el sistema linfático.

Algunas marcas ofrecen cremas reductoras también para hombres, y su acción principal se enfoca hacia la grasa del abdomen.

Entre los ingredientes más populares de las cremas reductoras en la actualidad destacan la cafeína que favorece la circulación, la L-Carnitina que favorece la metabolización de las grasas, la centella asiática que también favorece la circulación y la eliminación de la celulitis, y un alga marina llamada Fucus que también acelera el metabolismo de las células permitiendo una mejor eliminación de toxinas.

Los efectos de las cremas reductoras por lo general no son inmediatos sino que los resultados comienzan a notarse después de entre dos y tres meses.

Es de gran importancia seguir un cierto método para la aplicación de las cremas reductoras y así obtener mejores resultados:

  • Primero que nada se recomienda una buena exfoliación de la piel para eliminar impurezas y obstrucciones que pueden impedir la penetración de los ingredientes de la crema.
  • Para aplicar la crema sobre el abdomen y la cadera se recomienda acostarse y extender la crema con suaves masajes circulares y en dirección del ombligo hacia la cadera. Se debe cuidar de masajear igual número de veces a cada lado, aproximadamente unas 10 veces.
  • Para eliminar la celulitis conviene dar pequeños pellizcos a la zona afectada.
  • El masaje tipo amasado es de gran efectividad.

El uso de una buena crema reductora, combinado con un programa de ejercicio y un régimen alimenticio saludable pueden obras maravillas.

Los comentarios están cerrados.