Crema antiarrugas

Una crema antiarrugas es una crema cuya función es combatir las arrugas de la piel y atenuar las líneas de expresión del rostro, permitiendo así lucir una piel más joven por más tiempo. Dado que nuestra sociedad quiere conservarse joven eternamente y las arrugas son síntoma del paso del tiempo y del envejecimiento, las cremas antiarrugas se han convertido en uno de los productos cosméticos más demandados a farmacéuticos y dermatólogos.

Crema antiarrugas

Características de las cremas antiarrugas

Las cremas antiarrugas, también llamadas cremas antiedad o cremas antienvejecimiento, sirven para prevenir o para detener los signos del paso del tiempo en la piel.

Se considera que en términos generales la piel comienza a deteriorarse y a mostrar signos de envejecimiento alrededor de los 30 años de edad. En este proceso intervienen múltiples factores como son los factores hormonales, los rayos UV, el estrés, el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas, la genética, la alimentación, la condición física, la vida desordenada y muchos otros factores.

Desde tiempos muy remotos se han buscado diferentes alternativas que permitan conservar la piel joven por más tiempo, reducir o desaparecer los signos de la edad, etc. Para ello se han utilizado todo tipo de productos y remedios, desde antiguos remedios caseros hasta innovadores productos y técnicas de avanzadas tecnologías.

A pesar de que hoy en día existen técnicas quirúrgicas, tecnología láser y otros procedimientos para eliminar cualquier imperfección de la piel, no siempre están al alcance de todos los bolsillos, o en todo caso, después de este tipo de intervenciones la piel debe seguirse cuidando para prolongar los efectos obtenidos mediante dichos procedimientos. Entonces nos encontramos con que las cremas antiarrugas siguen siendo imprescindibles para el cuidado de la piel.

Actualmente existen muy diversos tipos de cremas antiarrugas cuyos ingredientes poseen cualidades humectantes y estimulan la producción de colágeno, que es una sustancia que contribuye a dar soporte y elasticidad a los tejidos. Por ello es que casi todas contienen colágeno y elastina entre otras cosas. Las hay para uso diurno y nocturno, tanto para hombres como para mujeres.

Los alfa hidroxiácidos son también ingredientes presentes en las cremas antiarrugas, ya que son eficaces exfoliantes. Al eliminar las capas de células muertas contribuyen a una renovación de la piel y además la preparan para asimilar mejor los nutrientes de las cremas antiarrugas.

Un elemento de suma importancia en una crema antiedad es el factor de protección solar que ofrezca, sobre todo cuando se trata de cremas de día. Sin una adecuada protección solar el proceso de envejecimiento no se detiene, ya que los rayos del sol dañan aunque no quemen.

Los antioxidantes son también esenciales para la protección celular contra los radicales libres, que dañan la piel y le restan vitalidad.

Hoy en día las cremas antiarrugas se fabrican para diferentes rangos de edad. No es lo mismo la piel de una persona de 30 años que la de una mujer en una etapa post menopáusica, los nutrientes y cuidados que se requieren son diferentes. Para casos extremos de arrugas y líneas de expresión se ha comprobado que el ácido hialurónico ofrece efectos sorprendentes ya que permite una retención de agua de varias veces el peso de sus moléculas, lo que da como resultado el conocido efecto de "relleno" de arrugas.

Los comentarios están cerrados.