Color del pelo

El color del pelo presenta distintas tonalidades debidas a la mayor o menor presencia de pigmentos como la melanina, estando genéticamente asociado con el color de la piel y de los ojos. El color natural de cabello puede ser negro, castaño, rubio, blanco, rojo, gris o una mezclas de estos colores, siendo el color negro el más común.

Color del pelo

El color del cabello

En el ser humano, el color del pelo puede ir desde el blanco hasta el negro pasando por diversos tonos desde el rubio hasta el café intenso pasando por el rojo. Y el color es determinado por la melanina, que es también la que determina el color de la piel y los ojos. A mayor concentración, el color es más oscuro, desempeñando un papel muy importante la genética y el grupo racial.

En el cabello existen dos tipos de melanina, que son la eumelanina y la feomelanina. Los melanocitos, que son las células especializadas en la producción de melanina, se encuentran en la base del folículo piloso y de ahí la distribuyen en forma de gránulos que pueden ser ovalados o esféricos. Los ovalados reflejan la luz en diferentes colores dando el color del pelo en diferentes tonos. Los esféricos se dice que absorben casi la totalidad de la luz, dando el color del pelo negro y café, siendo el negro el color más brillante.

El cabello rubio se da aproximadamente en un 2% de la población del mundo, y puede ir desde el casi blanco o rubio platino hasta un tono brillante y cobrizo.

El color del pelo no es uniforme visto al microscopio. El efecto de los gránulos es semejante al de algunas imágenes impresas donde de cerca se aprecian infinidad de puntos de distintos colores y sólo a una cierta distancia se aprecia el resultado.

Si se observa bien tampoco es el mismo color de pelo en toda la cabellera de una misma persona, sino que hay ligeras variaciones, siendo frecuente también verlas en un mismo cabello.

Con la edad, debido a que los melanocitos dejan de producir la melanina, el color del pelo cambia, volviéndose primero gris y posteriormente blanco.

Además de la edad existen otros factores que pueden modificar el color del pelo, como pueden ser la malnutrición y el padecimiento de algunas enfermedades o trastornos genéticos.

Los comentarios están cerrados.