Corte de pelo

Un corte de pelo, también llamado corte de cabello, es la modificación del tipo de peinado, variando con ello el aspecto exterior de la persona en función de factores como la moda de cada momento, el estatus social o la identidad cultural o étnica. Los cortes de pelo pueden realizarse mediante diversos tipos de intervenciones sobre el cabello, tales como cortar, trenzar, alisar, peinar, teñir, decolorar o colocar extensiones o pelucas, entre otros.

Corte de pelo

Características de los cortes de pelo

Un corte de pelo en la actualidad ya no es solamente llevarlo corto o largo sino cortarlo de acuerdo a un estilo o patrón para adecuarlo a un determinado estilo de peinado, y se considera parte de la higiene y el arreglo personal.

A lo largo de la historia de la humanidad la forma de llevar el cabello ha ido cambiando o evolucionando en gran medida de acuerdo a las costumbres y necesidades de la época, pero también como cuestión de moda y sobre todo de estatus.

Existen pruebas de que ya en el período paleolítico, es decir, en los años 28.000 y 25.000 AC hay representaciones de figuras humanas donde se aprecia que el cabello se llevaba arreglado en determinados estilos.

Durante las diferentes épocas de la historia y en todas las civilizaciones se han observado cambios y evoluciones en cuanto al corte de pelo que van desde llevar el cabello largo y dejarlo crecer en forma natural, hasta llevar la cabeza completamente afeitada, y con o sin pelucas.

No solamente se han apreciado cambios en el largo del cabello sino también en estilo de corte y
peinado. Después de la Segunda Guerra Mundial las mujeres comenzaron a llevar el cabello más corto debido a facilidad de manejo y peinado.

El tipo de herramientas e instrumentos utilizados por el peluquero depende de sus habilidades y de los estilos que pretende crear. Las máquinas cortadoras pueden dejar el cabello tan corto como si el cráneo estuviera afeitado, pero también hay forma de graduar milímetro a milímetro el largo que se desea dependiendo del área de la cabeza. El efecto logrado depende de la pericia del peluquero. También es posible cortar el cabello con tijeras y/o con navajas. Ambas herramientas existen en muy diversos tipos y calidades, y se requiere que estén siempre en óptimas condiciones para evitar cortes defectuosos.

Actualmente la forma de llevar el cabello ha sufrido grandes modificaciones tanto en el largo como en el tipo de peinado, así se trate de hombres como de mujeres. En general se busca un aspecto más natural, fácil de peinar y de acuerdo al tipo de cabello, la personalidad y estilo de vida de cada persona.

Los comentarios están cerrados.