Manicura francesa

La manicura francesa es un tipo de manicura que se caracteriza por pintar las puntas de la uñas de blanco mientras que el resto de la uña se pinta con un esmalte de tono rosado natural o con una capa incolora. La manicura francesa es uno de los tipos de manicura más extendidos hoy día, ya que es un diseño de uñas fino, elegante, sencillo, muy natural y combina con todo, por lo que es ideal para cualquier ocasión, ya sea formal o informal.

Manicura francesa

Qué es la manicura francesa

Se conoce como manicura francesa o manicure francés a un estilo de aplicación del esmalte de uñas con el propósito de embellecer las manos femeninas pero conservando un aspecto natural.

La manicura francesa se basa en tonos naturales, combinando una base de color rosa natural con un borde blanco matizado con brillo. Además de ser un diseño de uñas fino y elegante, alarga visualmente los dedos haciendo que las manos parezcan más finas y delicadas.

Para la manicura francesa se pinta la punta de las uñas en color blanco siguiendo la línea natural. El resto se pinta en algún tono rosado o color piel, dependiendo del tono de la piel de las manos de cada persona, o bien se usa un esmalte transparente.

El efecto que ofrecen las uñas con la manicura francesa es de unas manos pulcras, cuidadas y muy femeninas. Se considera que este estilo ha cobrado auge debido a la tendencia actual de un arreglo más al natural y a la difusión que se le da en algunas películas, pero el estilo surge entre 1920 y 1930.

Aunque la apariencia que se logra con la manicura francesa es de sencillez y naturalidad, cuando se aplica en forma profesional es de las técnicas más costosas ya que su aplicación requiere de mayor meticulosidad y precisión.

Para la manicura francesa se siguen diversas técnicas, ya sea en forma profesional o para aplicarse en casa. La franja blanca de la punta de las uñas puede aplicarse directamente con el pincel o con aerógrafo. Para delinear la división entre el esmalte blanco y el color natural con pincel se requiere de cierta habilidad por parte del o la manicurista, ya que debe hacerse con en un trazo firme, parejo y apegándose a la forma que marca la línea natural de la uña.

Pero esto puede representar algunas dificultades por lo que se han desarrollado otras técnicas que facilitan este trazo. Ya sea con el aerógrafo o con el pincel, la uña puede pintarse de manera difuminada y luego se delinea con el uso de quitaesmalte y un pincel o un aplicador. Otra forma es recurrir a plantillas que se adhieren a la uña y se retiran antes de aplicar el esmalte sobre el resto de la superficie. Algunos tipos de uñas artificiales también permiten ser decoradas estilo manicura francesa.

Una variante de la manicura francesa es la manicura americana, que en lugar de pintar de blanco la punta de la uña se pinta de un tono beige mientras el resto se pinta de color rosado.

Las plantillas para la manicura francesa se venden en los departamentos de cosméticos de los comercios del sector, de tal manera que es posible hacerlo en el hogar.

Los comentarios están cerrados.