Desmaquillante

Un desmaquillante o desmaquillador, es un producto cosmético que sirve para desmaquillar, es decir, para quitar de la cara y otras partes del cuerpo el maquillaje u otras sustancias cosméticas. Utilizar un desmaquillante adecuado para cada tipo de piel, desprovisto de agentes limpiadores agresivos, es de gran importancia, ya que desmaquillar y limpiar la piel por la noche es esencial para conservar una piel bonita, sana y joven durante más tiempo.

Desmaquillante

Qué es el desmaquillante

El desmaquillante es un cosmético de gran importancia, ya que desmaquillar la piel es esencial para conservar una piel sana y joven. Para casi cualquier mujer siempre es un problema retirar el maquillaje, sobre todo porque es algo que generalmente se hace por la noche antes de irse a la cama, cuando lo único que se desea es apagar la luz y dormir.

Difícilmente existe una mujer que no sepa que debe desmaquillarse para evitar que la piel envejezca prematuramente, y que si deja el maquillaje durante la noche puede ser causa de infecciones, poros obstruidos, envejecimiento prematuro y muchos otros problemas. Además, sin haberse desmaquillado no tiene caso aplicarse otros tratamientos como cremas, geles o lociones, ya que el maquillaje, impurezas, grasa, células muertas, etc., impiden que estos tratamientos penetren en la piel.

Ante esta situación, la industria cosmética se preocupa por ofrecer diferentes productos para remover maquillajes e impurezas. Con ellos la rutina de belleza se simplifica y la piel queda preparada para recibir los tratamientos revitalizantes, humectantes o rejuvenecedores que cada quien requiera.

Existen hoy en día muy diversos tipos de desmaquillantes que además de dejar la piel limpia, el usarlos es en sí un placer. Además se producen considerando todos los tipos de piel y vienen en diferentes presentaciones de acuerdo a los diferentes estilos de vida. Los principales tipos son los siguientes:

  • Oleosos: con base de aceite y mezclas de algunos otros ingredientes. A muchas personas no les agradan porque dejan una sensación grasosa.
  • Bifásicos: están elaborados con aceites y agua, por lo que en la botella se separan los ingredientes. Resultan perfectos para retirar los maquillajes de larga duración, pestañas postizas, etc.
  • Toallitas desmaquillantes: son toallitas desechables del tipo de las toallitas para bebé pero están elaboradas en un material especial para la piel del rostro y vienen impregnadas de algún tipo de desmaquillante. Vienen en distintos tipos de acuerdo al tipo de piel y resultan ideales para viajes, la oficina, etc.
  • Desmaquillantes en leche (leches desmaquillantes): tienen una consistencia lechosa y generalmente ofrecen doble acción ya que además de desmaquillar humectan la piel.
  • Desmaquillantes en crema: son excelentes para pieles maduras.

Hay desmaquillantes especiales para los ojos y los hay que pueden utilizarse para todo el rostro. La oferta de desmaquillantes es tan grande que existen para todos tipos de piel y para cualquier presupuesto.

Los comentarios están cerrados.