Máscara de pestañas (rímel)

La máscara de pestañas o rímel, es un producto cosmético utilizado para oscurecer, espesar, alargar, rizar, acondicionar o definir las pestañas, mejorando su aspecto. Aunque el rímel existe en diversos formatos, tales como líquido, crema y pasta, el más común es el rímel líquido, debido a que su envase suele incluir un cepillo aplicador que facilita su aplicación en las pestañas. El término rímel procede de la marca registrada Rimmel.

Mascara de pestanas (rimel)

Qué es el rímel o máscara de pestañas

La máscara para pestañas, que también es conocida como rímel, es un cosmético utilizado para oscurecer, engrosar y dar la impresión de tener unas pestañas más largas, todo con la finalidad de dar belleza a los ojos.

El término rímel deriva del nombre de la marca francesa de cosméticos Rimmel que fue quien lanzó la primera máscara para pestañas en el siglo XIX elaborando una mezcla de vaselina (petrolato), polvo de carbón y algunos otros ingredientes. Esto lo hizo un químico en los inicios del siglo XX para ser usado por su hermana, pero tuvo tal éxito que comenzó a venderse por correo dando lugar a una de las marcas más importantes de cosméticos.

Las primeras máscaras de pestañas venían con la forma de una pastilla que se humedecía y se frotaba con un cepillo para luego aplicar la mezcla resultante sobre las pestañas.

La presentación en forma de tubo fue algo posterior y poco a poco fueron surgiendo diferentes tipos de aplicadores y mezclas, tendencia que continúa en la actualidad.

Existen muy diferentes tipos de máscaras para pestañas. Las hay de diferentes colores, con base de agua por lo que se pueden retirar simplemente con agua y jabón. El problema de estas fórmulas es que con el sudor, la lluvia o las lágrimas se diluye y se “corre” manchando el rostro y arruinando el maquillaje.

Las máscaras de pestañas que son a prueba de agua así como las de efecto prolongado deben ser retiradas con removedores de maquillaje ya que el agua no las diluye. Esto las coloca entre las grandes favoritas ya que no manchan al contacto y no se diluyen con la lluvia, el sudor o las lágrimas. Generalmente permiten conservar el maquillaje intacto a lo largo de todo el día.

Algunas máscaras ofrecen engrosar las pestañas y esto se logra mediante la consistencia y densidad de la fórmula. Las que ofrecen alargar las pestañas generalmente tienen adicionadas pequeñas fibras que durante el cepillado con el aplicador se acomodan en la punta de las pestañas dando la impresión de unas pestañas más largas y abundantes.

En cuanto a los aplicadores los hay metálicos en forma de espiral, de manera que las pestañas pasan por las ranuras que están impregnadas de máscara. Otros cuentan con cepillos que pueden tener diferentes formas, ya sean rectos, cónicos, gruesos, delgados, con un extremo en forma de peine rígido para separar las pestañas, etc.

La industria cosmética está en constante evolución por lo que se sigue investigando para ofrecer las máscaras para pestañas con diferentes prestaciones de acuerdo a necesidades, gustos y posibilidades.