Skateboard eléctrico

Un skateboard eléctrico o monopatín eléctrico, es un monopatín motorizado propulsado por un motor eléctrico alimentado por una batería que se recarga en la red eléctrica. Por lo general, el empuje del motor eléctrico se controla con un mando a distancia con cable o de radiofrecuencia. Al igual que con un skateboard convencional, los skateboards eléctricos son dirigidos por el piloto desplazando su peso, que puede también impulsarse con el pie.

Skateboard electrico

Características de los skateboards eléctricos

El skateboard, también conocido como monopatín o skate, consiste básicamente en una tabla, que puede ser de madera o de algún otro tipo de material como plásticos y/o resinas, con dos pares de ruedas. Esta tabla es alargada y tiene los extremos anterior y posterior ligeramente curvos hacia arriba, lo cual es necesario para maniobrar y lograr ciertos efectos. Cuenta con dos pares de ruedas colocadas sobre ejes con cierta flexibilidad para permitir efectuar diferentes tipos de movimientos.

El skateboard eléctrico está dotado para su propulsión de un motor eléctrico alimentado por una batería recargable que se carga en la red eléctrica. Actualmente las baterías recargables suelen ser de litio, que resultan más ecológicas y que ofrecen un mejor rendimiento tanto en tiempo como en potencia, ya que pueden sostener una velocidad constante hasta agotarse. Además del motor eléctrico, el piloto también puede propulsar el vehículo empujando con el pie en el suelo.

Generalmente los skateboards eléctricos cuentan con un control remoto que permite accionarlos, ya sea con cable o inalámbrico. En muchos casos pueden alcanzar velocidades de hasta 25-40 km/h dependiendo del modelo. Esta velocidad puede ser sostenida hasta que se agote la batería, en algunos casos hasta por 30 minutos, lo que suele proporcionar autonomía para entre 15 y 20 km. La autonomía depende mucho tanto del manejo de la tabla como del peso del usuario y por supuesto la potencia. El tiempo de carga de las baterías puede oscilar entre 4 y 6 horas.

Existen skateboards eléctricos de diversas potencias:

  • 250 W: considerados para niños o para personas de menos de 60 kg.
  • 400 W: para personas, generalmente principiantes, de hasta 75 kg.
  • 600 W: para personas de más de 80 kg, así como para usuarios experimentados y/o con fines competitivos.
  • 800 W: para modelos todo terreno (off-road).

Como sucede con los skateboards tradicionales, el skateboard eléctrico también se dirige básicamente a través de los movimientos y equilibrio del usuario cuando desplaza su peso. También puede impulsar el vehículo empujando con el pie en el suelo.

En un principio los skateboard eléctricos fueron diseñados como diversión y como medio de transporte urbano, pero poco a poco fueron apareciendo también modelos off-road (todo terreno) que pueden cruzar caminos, hierba o tierra.

Algunos de estos modelos no están autorizados para su uso en las calles en algunas ciudades, ya sea en vías públicas o en zonas peatonales, por lo que se recomienda verificar los reglamentos locales. Además se sugiere usar siempre el equipo de protección recomendado para mayor seguridad del usuario.

Los comentarios están cerrados.