Patinetes eléctricos

Un patinete eléctrico es un vehículo eléctrico que consiste en un patinete motorizado impulsado por un motor eléctrico a baterías. Además del motor eléctrico, el piloto también puede propulsar el vehículo empujando con el pie en el suelo. Los patinetes eléctricos pueden servir como juguete para los niños o bien como medio de transporte personal, ya que ofrecen una automía de en torno a 5 km y una velocidad máxima de 30 km/h.

Patinetes electricos

Características de los patinetes eléctricos

El patinete eléctrico consiste básicamente en un patinete motorizado impulsado por un motor eléctrico a baterías, de tal manera que el usuario no necesita empujar el vehículo con el pie. Pueden servir como juguete infantil, como práctica deportiva o bien como medio de transporte personal.

Al igual que un patinete convencional, un patinete eléctrico consiste en una plataforma alargada de ancho y largo suficiente para que el usuario se coloque de pie, que dispone además de una barra de dirección y dos ruedas colocadas en línea. Cuenta con un motor eléctrico para propulsión pero el usuario también puede impulsarse con el pie. Son de baterías recargables cuya duración puede ser muy variable, aunque suelen proporcionar autonomía para unos 5 km.

El uso del patinete eléctrico se ha popularizado mucho y en la actualidad se fabrican diversas variantes dependiendo del uso que se le dé. Cabe mencionar que el uso de estos patinetes no es exclusivo de niños y jóvenes sino que existen diferentes modalidades incluso deportivas que son exclusivamente de adultos, celebrándose competiciones y exhibiciones.

Algunos patinetes eléctrico pueden contar con más de dos ruedas, ya sea 3 o 4 ruedas, y tenerlas colocadas en diversas posiciones dependiendo de la modalidad en que se use el patinete. Algunos modelos de alto rendimiento cuentan con una rueda delantera mucho más grande que la rueda de la parte trasera.

En cuanto al diseño y materiales, por lo general los patinetes eléctricos se hacen en aluminio u otros metales ligeros y resistentes, así como en diversos plásticos. Se fabrican también diseños plegables para facilitar su almacenaje y transporte en el coche o en el transporte público cuando no están en uso.

Normalmente el patinete eléctrico no es tan ancho como para permitir que el usuario se ponga de pie sobre él apoyando los dos pies, pero existen algunos modelos cuya plataforma es lo suficientemente ancha como para poder hacerlo. Por lo general, estos patinetes cuentan con tres ruedas, lo que permite estar de pie en ellos aun cuando no estén en movimiento.

La velocidad que pueden desarrollar los patinetes eléctricos puede ir de 5 a 30 km/h o un poco más y algunos modelos cuentan con algún tipo de suspensión, ya sea simple o con algunas sofisticaciones, lo cual depende de marcas y modelos.

Por lo general, los patinetes eléctricos utilizan ruedas macizas de caucho o de materiales sintéticos como el nylon, pero existen modelos más grandes y pesados que tienen ruedas que se inflan con aire. En cuanto al tamaño de las ruedas, éste puede variar mucho siendo las más grandes de alrededor de 30 cm de diámetro en el caso de los que permiten al usuario permanecer de pie.

Los comentarios están cerrados.