Tabletas infantiles

Una tableta infantil es básicamente una tableta normal, como la de los adultos, pero adaptada a las necesidades de los más pequeños. Para resistir en las manos de los niños, las tabletas infantiles deben ser robustas, o contar al menos con una carcasa protectora. El sistema operativo debe permitir controles parentales, para que los padres puedan limitar las aplicaciones que los niños pueden ejecutar, o a qué sitios web pueden acceder y cuándo. Además, debe incluir apps educativas pensadas para acompañar el crecimiento de los pequeños.

Tabletas infantiles

Características de las tabletas infantiles

Una tableta infantil es una tableta como las que utilizan los adultos, pero configurada de tal manera que se adapte a las necesidades específicas de los niños, a fin de conseguir una tableta educativa, segura y durable, que pueda ser la herramienta ideal para que los niños se adentren en la era digital.

Las tabletas infantiles suelen incluir muchas de las características que una tableta para adultos, como un reproductor MP3, cámara, Bluetooth y la posibilidad de descargar nuevas aplicaciones, pero permitiendo a los padres establecer límites de tiempo y bloquear ciertas aplicaciones o sitios web. Los padres no pueden simplemente entregar una nueva tableta a su hijo y no preocuparse. Sin controles parentales sólidos, nunca se sabe si el hijo terminará en sitios web inapropiados o comprando una tonelada de personajes en su juego favorito.

Los fabricantes de tecnología no tardaron en percatarse del hecho de que los niños con frecuencia piden prestadas a sus padres sus tabletas, y que los padres estaban hartos de encontrarse constantemente su tableta desconfigurada o con la batería agotada porque su hijo la había estado usando con su videojuego favorito. Por ello se desarrollaron las tabletas infantiles, para que los pequeños tuvieran su propia tableta, evitando de esa manera que los niños utilicen las tabletas de los adultos, produciendo desconfiguraciones o accediendo a contenidos inapropiados.

Hoy en día, hay una gran cantidad de tabletas orientadas a los niños, así como tabletas que sirven tanto para adultos como para niños. En función de las necesidades y de si se quiere comprar una tableta exclusivamente para el niño o para la familia en su conjunto, será más conveniente una u otra categoría.

Un aspecto importante a valorar es qué tamaño de tableta se adaptará mejor al pequeño. Una tableta infantil demasiado pequeña provocará que el niño prefiera utilizar la tableta de sus padres, pero una tableta demasiado grande tendrá como consecuencia que a veces la dejará en casa y no la utilizará.

Una de las principales personalizaciones de las tabletas infantiles es la interfaz infantil con la que cuentan, que se corresponde con un tipo de perfil restringido. La interfaz dispone de un Modo Niño especialmente diseñado para los más pequeños, muy sencillo de usar, que tiene activas sólo ciertas funciones. Los iconos son más grandes y coloridos para captar la atención de los niños, e incluyen personajes animados y música divertida, que se pueden personalizar para cambiar el personaje de la interfaz y elegir el que más guste.

Respecto a las aplicaciones, las tabletas infantiles suelen traer preinstaladas numerosas aplicaciones dirigidas a niños de preescolar y primaria, seleccionadas para que sean educativas y puedan acompañar al desarrollo del niño en las diversas etapas.

Las tabletas para niños no sólo sirven para el entretenimiento, sino que también pueden ser educativas y favorecer el aprendizaje, puesto que pueden fomentar la lectura, escritura y habilidades de pensamiento del niño. Las apps infantiles cuentan con características que pueden ayudar a los pequeños a aprender a leer, manejar el tiempo, mantener calendarios, dibujar, entender el clima y mucho más. Incluso pueden conseguir que los niños se ejerciten con juegos de movimiento que animan a saltar, correr y caminar.

Respecto a la seguridad de los pequeños, el sistema operativo de una tableta infantil debe disponer de herramientas de control parental para que sean los padres quienes establezcan los límites en lo referente a qué aplicaciones pueden ejecutar los niños, qué aplicaciones se pueden instalar desde las tiendas de apps, a qué sitios web pueden acceder y cuándo pueden utilizar el dispositivo o acceder a Internet.

Es importante que las tabletas dirigidas a los usuarios más jóvenes tengan controles parentales robustos que permitan a los padres limitar su uso, de tal modo que los progenitores no tengan que preocuparse demasiado sobre qué están haciendo sus hijos. Además, los padres deben investigar cuánto tiempo de pantalla es saludable para los niños, ya que hay riesgos si el dispositivo se utiliza demasiado.

Una tableta infantil también debe ser segura por fuera, debe ser durable y robusta, o contar al menos con una funda o carcasa protectora de silicona que la proteja de golpes y caídas, para poder resistir en las manos poco cuidadosas de los niños, especialmente si se trata de los niños más pequeños. Debemos tener en cuenta que si tenemos que adquirir la funda protectora por separado puede ser costoso. También sería deseable una certificación a prueba de agua o salpicaduras. Sería conveniente igualmente que contase con una garantía extendida de dos años que cubra la rotura accidental.

Respecto a la carcasa, las tabletas suelen ser resbaladizas y difíciles de agarrar, por lo que una tableta infantil es conveniente que disponga de una carcasa con asas para que resulte más fácil de sujetar para las manos minúsculas de los niños.

Otras consideraciones a tener en cuenta son si la tableta puede ejecutar las aplicaciones que el niño desea, o si necesita que el dispositivo sea compatible con otros juguetes tecnológicos o los juguetes educativos que desea usar. Se debe pensar en el uso que el niño va a a hacer de la tableta y seleccionar un modelo específico para el grupo de edad en particular al que pertenece el niño. También es importante tomar en consideración si el niño podrá utilizar la tableta de forma autónoma o si todavía necesita ayuda cuando quiere ejecutar su aplicación favorita, jugar a su juego preferido o utilizar su mascota robot.