Métodos de transporte de niños

Al transportar niños y bebés, sea cual sea el medio de transporte, es necesario velar en todo momento por su protección, ya que son muy frágiles y su seguridad está en nuestras manos. Al desplazarnos en vehículos como automóviles, autobuses, motos o bicicletas, se debe contar siempre con sillas de coche o asientos de seguridad, mientras que para trasladarse andando, lo ideal es utilizar un carrito de bebé o cochecito de niño adecuado a la edad del bebé.

Metodos de transporte de ninos

Métodos de transporte de niños

La seguridad de los niños es esencial para la mayoría de los padres de familia, ya que generalmente son la parte más importante de sus vidas. Los niños son muy frágiles, por lo que al transportarlos, es necesario velar en todo momento por su protección, sea cual sea el medio de transporte, ya que su seguridad está totalmente en nuestras manos.

Veamos algunos consejos generales para el transporte de niños:

  • En coche: en automóvil los niños deben ser transportados siempre utilizando un Sistema de Retención Infantil (SRI) adecuados a su tamaño y peso, que esté bien instalado y en óptimas condiciones de mantenimiento, sin importar la duración del trayecto.
  • En autobús: utilizar autobuses que dispongan de sillas fijas portabebés (de grupo 0, 0+ y 1) en sentido contrario a la marcha. Si el autobús carece de sillas de seguridad, situar el cochecito en la zona específica para sillas de ruedas y cochecitos de niños, sujeto con el cinturón de seguridad. Si el cochecito debe llevarse plegado, asegurarnos de que el niño permanece sentado durante todo el trayecto, con el cinturón de seguridad abrochado si el autobús dispone de él.
  • En bici: para transportar niños en bicicleta existen diversos sistemas que ofrecen condiciones de seguridad suficientes. Los sistemas más extendido son las sillitas para bicicleta, que pueden ser traseras o delanteras, y los remolques de bicicleta acondicionados para llevar niños. Existen también dispositivos que permiten acoplar la bicicleta del niño a la bicicleta del adulto, bicicletas remolque (trailer bike) y bicicletas tandem familiares adaptadas al tamaño de los pequeños. También podemos encontrar triciclos, similares a los de carga, con asientos especiales para llevar niños. En todos los casos se debe sujetar bien el niño con los arneses y correas correspondientes, llevar cascos adecuados y seguir los consejos de seguridad del fabricante.
  • En moto: para el transporte de niños en moto se ofrecen asientos, carritos y dispositivos que cumplen los requerimientos establecidos en las normas de tráfico para que los pequeños viajen seguros. Siempre debe tratarse de motos homologadas para llevar pasajero y debe utilizarse un casco homologado y de la talla del menor. Como norma general, el pasajero debe ser mayor de 12 años, aunque como excepción los mayores de 7 años pueden ser pasajeros en una moto si el conductor es su padre, madre o tutor.
  • En el supermercado: para transportar a los niños en el carrito del supermercado se recomienda hacerlo siempre en el asiento integrado en el carrito, que puede ser un asiento fijo para bebé para los niños más pequeños o un asiento abatible para sentar a los pequeños que ya pueden sostenerse. Algunos modelos cuentan con cinturón de seguridad para evitar que los niños se pongan de pie en el carrito o intenten bajarse solos.
  • A pie: para trasladarse andando con un niño, lo ideal es utilizar un vehículo infantil adecuado a la edad del niño o bebé, ya sea un carrito de bebé (para bebés desde recién nacidos hasta 6 meses, donde el bebé va tumbado) o una silla de paseo (para niños a partir de 6 meses, donde el bebé va sentado), o bien cargarlo uno mismo empleando algún tipo de portabebés (mochila o pedazo de tela que permite llevar un bebé o un niño pequeño junto al cuerpo del cuidador). Nunca se deben llevar solamente en brazos, ya que se corre el riesgo de dejarlos caer por múltiples causas ajenas a nuestro control.

Sea cual sea el medio de tranporte, sin importar la duración del trayecto, siempre que viajemos con niños debemos adoptar todas las medidas de precaución posibles y velar en todo momento por su seguridad, ya que son muy frágiles y su seguridad está por completo en nuestras manos.

Los comentarios están cerrados.