Recomendaciones sobre teléfonos móviles para niños

Los padres deben decidir cuál es la edad apropiada para que un niño tenga teléfono móvil, en función de diversos aspectos como la personalidad del niño, madurez, circunstancias familiares y si es lo suficientemente responsable como para cumplir las reglas establecidas. Cuando los padres deciden que sus hijos ya están preparados para tener teléfono móvil, deben enseñarles acerca de cómo se debe usar el teléfono celular con seguridad y sin poner en riesgo su privacidad. También es necesario establecer algunas reglas para su uso responsable.

Recomendaciones sobre telefonos moviles para ninos

Consejos sobre teléfonos móviles para niños

Desde pequeños los niños ven que sus padres utilizan todo tipo de aparatos, por lo que consideran a sus padres como un ejemplo a seguir. Tan pronto como los niños comienzan a usar computadoras, teléfonos móviles o cualquier otro dispositivo móvil, es el momento de hablar con ellos acerca de cómo comportarse en Internet y sobre la seguridad informática.

Para saber si un niño tiene edad suficiente o no para tener teléfono móvil, debe tenerse en cuenta su madurez. Si es responsable, respeta las normas de convivencia, no tiene malos hábitos, sabe relacionarse y obtiene buenos resultados en sus estudios, puede tener móvil, eso sí, siempre con una adecuada orientación por parte de sus padres y educadores.

Una vez decidido que el niño ya está preparado para tener un teléfono móvil, deben configurarse adecuadamente las funciones de control de privacidad, seguridad infantil y control parental. Tanto las operadoras de telefonía móvil como los propios terminales tienen opciones para que los padres puedan desactivar algunas funciones, como el acceso a Internet, los SMS o las descargas de archivos.

Existen también teléfonos móviles específicamente diseñados para niños, que son fáciles de usar y tienen funciones como el control parental, privacidad de los números telefónicos, botones de emergencia, acceso limitado a Internet o filtro web. Puesto que muchos teléfonos móviles vienen con tecnología GPS, algunos proveedores ofrecen servicios GPS para que los hijos puedan ser localizados en todo momento por sus padres con precisión.

Un aspecto básico es establecer reglas para usar el teléfono celular, ya que los niños deben saber cómo se espera que lo usen. Por ejemplo, a qué horas puede utilizarlo, si puede usarlo a la hora de la cena o por la noche, si deben entregar el móvil a sus padres mientras hacen la tarea escolar o mientras duermen. Los niños deben saber que no pueden usar el teléfono celular para molestar a otras personas o que en sus comunicaciones telefónicas también deben aplicar los buenos modales.

Las herramientas que aportan los aparatos móviles para socializar e intercambiar información tienen aspectos muy positivos, pero también pueden causar numerosos problemas relacionados con la privacidad y la seguridad personal. Se debe tener cuidado con el intercambio de fotos y vídeos, los adolescentes deben pensar en su privacidad y la de los demás antes de compartir fotos y vídeos grabados con la cámara del teléfono celular. Igualmente deben ser prudentes con el uso de las redes sociales desde el teléfono móvil, y no deben facilitar a extraños ni compartir información personal suya o de la familia.

Por lo que respecta a las aplicaciones móviles para niños, se debe ser muy cuidadoso con las apps móviles que se instalan en el celular del niño, ya que podrían recolectar y compartir información personal, generar gastos monetarios incluso cuando la aplicación sea gratis, incluir publicidad o enlazar con redes sociales. Es conveniente que los padres conozcan a fondo las aplicaciones para niños, para ello es recomendable investigar un poco la aplicación leyendo la descripción, la calificación del contenido, los comentarios de los usuarios y los permisos de acceso requeridos.

Antes de dar un teléfono móvil o tableta a un niño se debe revisar su configuración y activar el control parental para restringir ciertas opciones en función de lo que sea apropiado para la edad del niño. De esta manera, sin ingresar una contraseña no podrán descargar aplicaciones, realizar compras o activar la conexión Wi-Fi ni los servicios de datos para que no se pueda conectar a Internet.