Carrito de supermercado para niños

Los carritos de supermercado para niños son carritos de supermercado adaptados para llevar niños, por lo que disponen de un asiento abatible que permite llevar un niño cómodamente. El asiento para niños integrado en los carritos de supermercado está diseñado para evitar que el niño viaje en el interior de carrito, donde ocupa espacio, interfiere con las mercancías, viaja con peligro de caerse, puede ponerse pie y de donde puede bajarse solo.

Carrito de supermercado para ninos

Características de los carritos de supermercado para niños

Los carritos de supermercado para niños son carritos de supermercado adaptados para llevar niños, por lo que llevan un asiento abatible que permite acomodar un niño. Generalmente sólo los carritos de supermercado de mayor tamaño disponen de asiento abatible para niños.

Un carrito de supermercado es un vehículo de carga que se puede encontrar usualmente en supermercados y grandes superficies para que los clientes puedan transportar sus compras. Generalmente después de realizar la compra el cliente lleva la mercancía dentro del carrito hasta el aparcamiento, para dejarlo en un soporte a tal fin, donde el personal del establecimiento se encargará de retirarlo.

Los carritos de supermercado están diseñados para que cada carrito pueda encastrar dentro de otro. Para ello, la parte delantera es más estrecha que la trasera y la parte posterior es levadiza, para que así se puedan incrustar uno dentro de otro cuando no se utilizan, ocupando menos espacio al almacenarlos.

El asiento para niños integrado en la parte posterior de los carritos de supermercado se ideó para que el niño, que muchas madres ya colocaban dentro del carrito, no ocupase tanto espacio y viajase además más seguro y con menos peligro de caerse. Para evitar que los niños se pongan de pie en el carrito o intenten bajarse solos, algunos modelos cuentan con cinturón de seguridad.

Tipos

Hay varios tipos de carritos de supermercado para niños:

  • Para los niños más pequeños suele tratarse de un asiento fijo para bebé.
  • Para sentar a los niños que ya pueden sostenerse se suele emplear un asiento abatible.
  • Algunos modelos se han modificado para asemejarse a cochecitos de carreras, furgonetas o trenecitos en miniatura, para resultar más divertidos a los niños, que se sientan en un puesto de conducción en ocasiones equipado con volante y bocina. Correctamente utilizados, este tipo de carritos son más seguros para el niño, ya que éste se encuentra más cerca del suelo, va más sujeto y está protegido de la caída de objetos. Sin embargo, algunos supermercados han eliminado estos carritos por razones de seguridad, para evitar que los niños hagan un mal uso del mismo al subirse al techo, así como para evitar conflictos y peleas por quién va a montarlo.
  • También hay modelos diseñados para poder transportar dos niños.
  • Algunos modelos sofisticados incorporan una pantalla LCD, con el fin de presentar imágenes a los menores que acompañan al adulto que hace la compra en el supermerdado.
  • Algunos supermercados ofrecen carritos infantiles que los mismos niños pueden conducir, pero poco a poco han ido desapareciendo debido a que pueden ser peligrosos para los niños e incómodos para los clientes sin niños.

Veamos algunos consejos de seguridad para evitar accidentes en los carritos del supermercado:

  • No permitir que los niños vayan en los costados o en la parte frontal del carrito.
  • No permitir que un niño empuje el carrito con otro niño sentado en él.
  • No permitir a los niños que se pongan de pie dentro del carrito ni que se bajen solos.
  • Sujetar al niño que va en el asiento del carrito con el cinturón de seguridad.

Si encontramos un carrito de supermercado que no cuenta con una buena estabilidad y puede voltearse, es preferible evitar sentar al niño en él, en cuyo caso puede ser conveniente ir dos adultos para que uno lleve el carrito de compras mientras el otro lleva al niño en un carrito de bebé.