Botas de trekking

Las botas de trekking, también llamadas botas de senderismo, son el calzado más apropiado para realizar itinerarios de trekking, senderismo o excursionismo. Hay varios tipos de botas de trekking, como las zapatillas de trekking, las botas de trekking de media montaña o las botas de trekking para alta montaña, cada una de ellas con sus propias especificaciones, aunque todas ellas tienen en común una cierta resistencia al agua, una construcción robusta y una suela antideslizante, con tacos y bastante rígida.

Botas de trekking

Botas de trekking y senderismo

El montañismo cuenta con numerosas especialidades muy diferentes entre sí, como pueden ser el excursionismo, el senderismo, el trekking, el alpinismo o la escalada, por lo que se ha desarrollado calzado específico para cada una de ellas.

Las denominadas botas de trekking o botas de senderismo son las más adecuadas para realizar excursionismo, senderismo y trekking.

Tipos de botas de trekking

Podemos distinguir varios tipos de botas de trekking:

  • Zapatillas de trekking: son similares a las zapatillas de trail running pero con suela más rígida y construcción más reforzada.
  • Botas de trekking de media montaña: suelen tener suela no muy rígida y caña media. Priman la comodidad y no son adecuadas para condiciones invernales, nieve, crampones o alta montaña.
  • Botas de trekking para alta montaña: gracias a su suela más rígida cramponable y caña alta, permiten moverse por terrenos técnicos, nieve y alta montaña, aunque su rendimiento no iguala las prestaciones de las botas específicas de alta montaña.

Características de las botas de trekking

Veamos las principales características a tener en cuenta a la hora de adquirir unas botas de trekking:

  • Caña: cuanto más alta sea la caña de las botas de trekking más sujeto y protegido frente a torceduras estará el tobillo, y mayor estabilidad tendremos en terreno accidentado.
  • Suela: debe ser resistente a la abrasión, antideslizante y con tacos. El grabado de las suelas de las botas de trekking estará concebido para proporcionar la máxima tracción en los ascensos y que no patine el talón en las bajadas. Además, conviene que cuente con zonas de distintas densidades para amortiguar los impactos contra el terreno.
  • Rigidez y flexibilidad: las botas de trekking poco rígidas son más cómodas al caminar, pero no permiten cantear, calzar crampones o realizar recorridos técnicos. Por contra, las botas de trekking semi-rígidas o rígidas son más incómodas pero ofrecen mayores prestaciones en alta montaña.
  • Impermeabilidad y transpirabilidad: es altamente recomendable hacerse con unas botas de trekking que sean simultáneamente impermeables y transpirables. Con unas botas de trekking poco impermeables nuestros pies quedarán calados en terrenos húmedos o en cualquier chaparrón. Por otra parte, si nuestras botas de trekking no transpiran lo suficiente, nuestros pies quedarán húmedos por el sudor o por el agua que haya entrado en las botas, favoreciendo una mala termorregulación corporal así como las rozaduras, ampollas y hongos.
  • Material: los materiales más empleados en la fabricación de botas de trekking son el cuero (cómodo, adaptable, pesado, poco transpirable) y las fibras sintéticas, como kevlar, nylon, cordura o fibra de carbono (ligeros, rígidos, transpirables).
  • Peso: buscaremos siempre modelos de botas de trekking ligeros. Los modelos rígidos, de cuero y de alta montaña generalmente son más pesados que los modelos flexibles, de fibras sintéticas y baja o media montaña.
  • Crampones: las botas de trekking de alta montaña generalmente permiten acoplar crampones, normalmente de correas. Algunos modelos tienen unos rebordes en la suela para poder acoplar crampones de fijación automática.