Zapatillas para cross-training

Las zapatillas para cross-training son zapatillas deportivas específicas para la práctica del cross-training, deporte que consiste en combinar diferentes formas de ejercicio en nuestro entrenamiento con el objetivo de trabajar diferentes grupos de músculos, desarrollar nuevas habilidades y reducir el aburrimiento. Las características que deben tener unas buenas zapatillas de cross-training son buena amortiguación, buena estabilidad, suela de alta adherencia, buena sujeción del pie y materiales resistentes.

Zapatillas para cross-training

Qué es el cross-training

El cross-training o entrenamiento cruzado, abreviadamente "XT" o "CT", consiste en combinar diferentes deportes o formas de ejercicio en nuestra rutina de entrenamiento con el objetivo de trabajar distintas partes del cuerpo, acondicionar diferentes grupos de músculos, desarrollar nuevas habilidades y minimizar el aburrimiento.

El cross-training tiene numerosas ventajas:

  • Mejora el acondicionamiento físico general, ya que los diferentes entrenamientos varían el esfuerzo sobre músculos específicos y sobre el sistema cardiovascular, contribuyendo a la mejora de la capacidad física total.
  • Reduce el riesgo de lesiones ya que limita el stress sobre músculos específicos, debido a que las diferentes actividades utilizan los músculos de manera diferente.
  • Permite desarrollar nuevas habilidades.
  • Mejora la agilidad, equilibrio, reflejos y coordinación.
  • Proporciona una mayor flexibilidad a la hora de planificar los entrenamientos, debido a que disponemos de más opciones.
  • Reduce el aburrimiento e incrementa la motivación.

Características de las zapatillas de cross-training

Las zapatillas de cross-training se utilizan por deportistas que practican varios deportes, como correr, caminar, fitness, pesas y aerobic, así como deportes colectivos como baloncesto, voleibol, tenis o balonmano.

Por ello, las zapatillas de cross-training deben responder adecuadamente a todo tipos de exigencias sobre todo tipo de superficies, como cambios de sentido, fintas, saltos, movimientos bruscos hacia los lados, movimientos laterales, desplazamientos horizontales, oblicuos y verticales, giros, movimientos repetitivos y alto nivel de impacto.

Veamos las principales cuestiones a tener en cuenta al elegir unas zapatillas para cross-training:

  • Amortiguación: las zapatillas de cross-training deben contar con una buena amortiguación, debido al impacto que supone la práctica del running y a los saltos que se ejecutan en otras disciplinas. Para ello suelen emplear cámaras de aire en el talón o entresuelas de espuma EVA prensada y moldeada.
  • Suela: las zapatillas para cross-training deben tener necesariamente una suela de alta adherencia, ya que se emplean sobre todo tipo de superficies, a fin de conseguir seguridad en nuestros movimientos y evitar resbalones. Además, la suela debe ser resistente a la abrasión para incrementar su durabilidad.
  • Sujeción: en las zapatillas de cross-training es muy importante llevar el pie bien sujeto para poder correr y saltar sin miedo a que nos falle un apoyo, lo que podría provocar una lesión, por lo que las llevaremos perfectamente ajustadas.
  • Estabilidad: muchos de los ejercicios del cross-training exigen una gran movilidad, con constantes desplazamientos, por lo que es básico que las zapatillas de cross-training incorporen elementos de estabilización en el talón, el empeine y la planta para proporcionarnos la mayor estabilidad posible, evitando así el riesgo de esguinces o torceduras.
  • Durabilidad: las zapatillas para cross-training reciben un trato muy exigente, por lo que deben estar fabricadas con materiales resistentes.

Los comentarios están cerrados.