Zapatillas deportivas para mujer

Las zapatillas deportivas para mujer son zapatillas deportivas específicas para mujeres, y son muy diferentes en peso, horma, flexibilidad, amortiguación y estética a las versiones de hombre. Entre los hombres y las mujeres hay grandes diferencias biomecánicas, por lo que no es de extrañar que tengan diferentes patrones de carrera. Por ello, cada vez más los principales fabricantes de zapatillas de deporte se preocupan por lanzar al mercado versiones específicas de hombre y de mujer de sus zapatillas de deporte.

Zapatillas deportivas para mujer

Diferencias estructurales entre hombres y mujeres

Veamos las principales diferencias estructurales entre hombres y mujeres:

  • Forma del pie: los pies de las mujeres tienen una forma diferente a los masculinos, ya que son más pequeños y tienen un ratio punta-talón diferente. Las mujeres tienen el talón más estrecho respecto a la parte delantera del pie, por lo que si utilizan zapatillas deportivas masculinas su talón resbala dentro de la zapatilla, provocando roces e inestabilidad. Si intentan resolver el problema comprando zapatillas de deporte más estrechas sólo consiguen comprimir el pie, provocando dolor en la parte delantera del pie.
  • Peso: las mujeres tienden a ser más ligeras que los hombres, por lo que la amortiguación que incorporan las zapatillas deportivas masculinas en la mediasuela resulta excesivamente densa y rígida para las mujeres, que no pueden comprimir ese material y no se benefician de su capacidad para atenuar el impacto en los pies y piernas.
  • Biomecánica: la biomecánica del pie es diferente en hombres y mujeres, no sólo por motivos estructurales sino también hormonales. La arquitectura del pie femenino cambia según los niveles de estrógeno, hormona que actúa como relajante de los tejidos suaves y que contribuye a reducir la altura del arco del pie femenino, lo que influye en la biomecánica del pie de la mujer en la fascia plantar.

Diferencias entre las zapatillas deportivas de hombre y mujer

Veamos las principales diferencias entre las zapatillas deportivas de hombre y mujer:

  • Peso: en un mismo modelo y talla de zapatillas deportivas, la versión para mujer es significativamente más ligera que la de hombre, debido principalmente a que la amortiguación es menor.
  • Horma: la horma, la forma con la que se contruye el interior de la zapatilla y la suela, es diferente tanto en medidas como en forma en las zapatillas deportivas para mujer, debido a que el pie de la mujer es más ancho en la parte delantera y más estrecho en la trasera. Por ello, las zapatillas deportivas para mujer deben ser fabricadas utilizando una horma específica para mujeres para obtener un mejor ajuste, evitando así problemas como el deslizamiento del talón.
  • Flexibilidad: la flexibilidad es mayor en las zapatillas deportivas para mujer que en los modelos masculinos. Las piezas del arco son más flexibles, la forma del arco es diferente y los surcos de flexión son más grandes y más numerosos.
  • Amortiguación: dado que las mujeres suelen ser más ligeras que los hombres, la amortiguación es específica y diferente para hombres y mujeres, tanto en la parte delantera de la zapatilla deportiva como en el talón.
  • Talón: las zapatillas deportivas para mujer suelen tener el talón algo más elevado, para adaptarse mejor a la forma del pie femenino.
  • Estética: la estética y los colores de las zapatillas deportivas permiten diferenciar a simple vista la versión masculina de la versión femenina.

Los comentarios están cerrados.