Zapatillas de fútbol

Las zapatillas de fútbol están diseñadas específicamente para este deporte y son un componente básico del equipamiento de los jugadores, ya que proporcionan control del balón y agarre. La característica más relevante de las zapatillas de fútbol es la presencia de tacos en la suela para evitar resbalar, que pueden ser de goma para campos duros y de aluminio para campos resbaladizos. Generalmente se fabrican de cuero, aunque también se usa piel sintética.

Zapatillas de futbol

Exterior

El exterior de las zapatillas de fútbol es muy importante, ya que es la superficie que entra en contacto con el balón. Hay tres posibles materiales de fabricación:

  • Piel sintética: ligereza, durabilidad y poco mantenimiento.
  • Piel flor: muy cómodas y flexibles, permiten un buen toque de balón.
  • Piel de canguro: consideradas las mejores, muy cómodas al adaptarse perfectamente al pie, excelente toque de balón por su escaso espesor.

Suela

Las zapatillas de fútbol cuentan con tacos para mejorar el agarre, existiendo varias opciones en función del tipo de terreno:

  • Botas turf multitacos: en terrenos duros (asfalto o hierba artificial) se utilizan suelas multitacos con 24 a 28 tacos cortos.
  • Botas con tacos de caucho: en terrenos secos (hierba o tierra) se utilizan suelas con 8 a 14 tacos fijos de caucho o poliuretano.
  • Botas con tacos intercambiables: en terrenos resbaladizos (hierba húmeda o barro) se utilizan suelas con 6 a 8 tacos de aluminio intercambiables.

Posición de juego

Las zapatillas de fútbol pueden ser polivalentes o modelos específicos para las características del jugador. Los porteros prefieren botas resistentes y ligeras, con mucha tracción. Los defensas buscan botas resistentes que aporten control y precisión en los pases. Los mediocampistas buscan precisión en los pases, buen toque de balón y una suela resistente, pues tienen que correr mucho. Las de los delanteros son ultraligeras para conseguir velocidad, precisas en el disparo y con tacos poco prominentes para maniobrar mejor.

Toque de balón

Las zapatillas de fútbol deben tener un excelente toque de balón y precisión en el disparo. Para optimizar el área de golpeo buscaremos lazada asimétrica con cordones descentrados, con una lengüeta acolchada debajo para amortiguar la presión sobre el empeine y una solapa que cubra los cordones.

Comodidad

La comodidad de las zapatillas de fútbol viene dada principalmente por el material de fabricación, en orden de mayor a menor confort encontraríamos la piel de canguro, la piel flor y finalmente la piel sintética.

Peso

Las zapatillas de fútbol suelen pesar entre 500 y 600 gr, considerándose ligeras por debajo de ese rango. Conviene que sean ligeras, ya que ello redundará en un menor cansancio, pero sin comprometer su resistencia y durabilidad, debemos tener en cuenta que las botas ligeras suelen ser menos resistentes.

Mantenimiento

Un mantenimiento adecuado de nuestras zapatillas de fútbol alargará su vida útil. La piel sintética puede limpiarse con agua y un trapo humedecido, el cuero se limpia en seco con un cepillo aplicándo después grasa para conservar su impermeabilidad y flexibilidad. El secado siempre a temperatura ambiente sin acercarlas a fuentes de calor.

Los comentarios están cerrados.