Zapatillas de padel

Las zapatillas de padel están especialmente diseñadas para este deporte, y aunque presentan similitudes con las de tenis, son diferentes. Ambos deportes tienen necesidades similares en cuanto a amortiguación, sujeción y estabilidad, pero los desplazamientos son diferentes: en el padel, la mayoría son verticales y giros mientras que en el tenis son horizontales y en oblicuo. Además,
las suelas de las zapatillas de padel están adaptadas a la hierba artificial, la superficie más habitual en las pistas de padel.

Zapatillas de padel

Amortiguación

En las zapatillas de padel es totalmente necesaria una buena amortiguación, generalmente mediante cámara de aire en el tacón, debido a los numerosos saltos y golpes bruscos que se ejecutan a lo largo de un partido.

Suela

Una de las características básicas de las zapatillas de padel es el agarre de la suela al pavimento, la mayoría de hierba artificial, un material bastante resbaladizo. Por ello es fundamental una suela altamente adherente, de lo contrario no tendremos seguridad en nuestros movimientos y nuestro juego se resentirá. Periódicamente comprobaremos el estado de la suela para valorar su desgaste y reemplazarlas cuando ya no nos ofrezcan confianza.

Estabilidad

El padel es un deporte de gran movilidad, con constantes desplazamientos verticales y giros. Por ello, las zapatillas de padel deben darnos la mayor estabilidad posible para evitar esguinces o torceduras, incorporando a tal fin elementos de estabilización en el talón, el empeine y la planta.

Sujeción del pie

Llevar el pie bien sujeto dentro de las zapatillas de padel resulta fundamental para poder correr y saltar sin miedo a que nos falle un apoyo, lo que podría terminar en lesión, por lo que nos aseguraremos de que llevamos el calzado perfectamente ajustado, atado con firmeza pero sin que oprima.

Impermeabilidad

Si jugamos normalmente en condiciones húmedas tendremos que adquirir zapatillas de padel impermeables para mantener los pies secos, ya que tener los pies húmedos resulta tremendamente incómodo. Sería deseable también que el tejido fuera transpirable para permitir una correcta transpiración del pie, evitando así una sudoración excesiva, igualmente molesta.

Comodidad

Unas zapatillas de padel confortables son necesarias tanto para poder desarrollar nuestro mejor juego como para evitar lesiones. De lo contrario tenderemos a forzar nuestra postura lo que conllevará la realización de golpes malos y el aumento del riesgo de lesión. Una característica muy a tener en cuenta por su influencia en la comodidad es una adecuada ventilación, que permita la transpiración evitando así la sudoración excesiva de los pies.

Mantenimiento

Las zapatillas de padel requieren de un adecuado mantenimiento para garantizar su perfecto rendimiento. Para la limpieza seguiremos las instrucciones del fabricante, pero como norma general las limpiaremos sólo con agua, dejándolas secar lentamente a temperatura ambiente, siempre alejadas de una fuente de calor directo y evitando dejarlas bajo el sol directo.

Los comentarios están cerrados.