Sandalias de trekking

Las sandalias de trekking, también llamadas sandalias de senderismo o sandalias de travesía, suponen una alternativa a las botas de trekking, ya que son sandalias diseñadas para realizar itinerarios de trekking, senderismo o excursionismo. Las sandalias de trekking ofrecen numerosas ventajas, como gran libertad de movimientos, son muy frescas y ventiladas, previenen los malos olores y los hongos, son muy cómodas, prácticas y polivalentes y resultan más económicas que unas botas o zapatillas de trekking.

Sandalias de trekking

Sandalias de trekking y senderismo

Las sandalias de trekking son una clase de calzado de montaña de reciente aparición que suponen una alternativa a las tradicionales botas de trekking o senderismo.

Veamos las principales diferencias entre las sandalias de trekking y las sandalias convencionales:

  • La suela es antideslizante, con tacos y bastante rígida, ya que están preparadas para largas caminatas por terrenos de montaña.
  • Cuentan con más puntos de sujeción para que el calzado se mantenga firmemente sujeto al pie.
  • Su construcción es robusta, sólida y resistente en lo referente a materiales y durabilidad.

Las sandalias de trekking están indicadas para caminatas en período estival por senderos más o menos dificultosos, ya que son sólidas, resistentes, cómodas y sujetan bien el pie.

Las sandalias de trekking son también muy empleadas como sandalias de descanso en travesías montañeras o expediciones, ya que permiten simultáneamente caminar por terrenos agrestes y ventilar los pies.

Ventajas e inconvenientes de las sandalias de trekking

Las principales ventajas de las sandalias de trekking son las siguientes:

  • Permiten una gran libertad de movimientos, al estar los pies mucho más sueltos.
  • Son muy frescas y ventiladas.
  • Previenen los malos olores.
  • Previenen los hongos.
  • Son muy cómodas, tanto durante su uso como para calzarlas.
  • Resultan muy prácticas y polivalentes.
  • Suelen ser más económicas que unas botas o zapatillas de trekking.

Entre los inconvenientes de las sandalias de trekking podemos citar:

  • Ofrecen poca protección al pie, ya que el pie queda bastante desprotegido, especialmente la zona de los dedos.
  • Resultan poco higiénicas, ya que al estar el pie al aire se puede acumular suciedad en los dedos de los pies.

Características de las sandalias de trekking

Veamos las principales características a tener en cuenta a la hora de adquirir unas sandalias de trekking:

  • Sujeción: las sandalias de trekking deben disponer de un sistema de atado y ajuste de las tiras que sujete adecuadamente el pie en el talón y en la zona transversal.
  • Ergonomía: es conveniente que las sandalias de trekking cuenten con un diseño anatómico de las tiras y de la parte superior de la sandalia.
  • Comodidad: la comodidad de las sandalias de trekking depende en gran medida de su diseño anatómico, la amortiguación y la flexibilidad de la suela, así como de la calidad del revestimiento y las tiras.
  • Suela: la suela de las sandalias de trekking deben ofrecer resistencia a la abrasión, suficiente rigidez como para caminar por superficies agresivas y una buena adherencia para poder emplearlas en superficies mojadas e irregulares sin miedo a sufrir resbalones.
  • Resistencia: para obtener una elevada durabilidad, las sandalias de trekking deben contar con materiales con alta resistencia al desgarro y la abrasión, sistema de atado robusto y tintes resistentes al agua.
  • Amortiguación: las sandalias de trekking deben amortiguar el impacto de la pisada para proteger los músculos y articulaciones, ya que se emplean en actividades de alto impacto, como caminar, correr o saltar. Para ello, suelen incorporar entresuelas de espuma EVA prensada y moldeada con zonas de distintas densidad.
  • Peso: es conveniente que las sandalias de trekking sean lo más ligeras posible.

Los comentarios están cerrados.