Zapatillas de tenis

Las zapatillas de tenis son un tipo de calzado especialmente diseñado para jugar al tenis, un deporte que se caracteriza por sus rápidos movimientos laterales en los que se concentra todo el peso en uno de los lados, y donde la mayoría de desplazamientos son en horizontal y en oblicuo. Por ello la principal característica de las zapatillas de tenis debe ser la estabilidad y el agarre, sin olvidar por supuesto la comodidad y durabilidad, ya que el tenis es un deporte que castiga con dureza el calzado.

Zapatillas de tenis

Amortiguación

Las zapatillas de tenis llevan sistemas de amortiguación para reducir el efecto de la onda de choque a la hora del impacto con el suelo, utilizando para ello conceptos y materiales en las suelas que permiten minimizar y absorber la intensidad del choque, como cámara de aire integrada en la suela.

Suela

En las zapatillas de tenis el perfil de la suela es determinante para obtener un buen agarre. El tipo de suela más adecuado dependerá de la superficie donde se desarrolle el partido: perfil con dibujos angulares para tierra batida, relieve de tacos para pistas sintéticas, liso para moqueta y mixto para calzado multi-superficie. Buscaremos además modelos cuya suela sea de goma de altas prestaciones especialmente resistente a la abrasión, para incrementar su durabilidad.

Zapatillas de tenis tipos de suelas

Estabilidad

Las zapatillas de tenis deben incorporar tecnologías que nos aseguren una estabilidad óptima, garantizando que la unión entre el pie y el suelo es adecuada, como refuerzos en la caña, talón y empeine y la presencia de un elemento estabilizador en la zona media de la planta.

Sujeción del pie

Es muy importante que las zapatillas de tenis sujeten bien y proporcionen una buena cohesión entre el pie y el calzado. Para ello ataremos con firmeza el sistema de cierre, que habitualmente son cordones o velcro, de manera que queden ajustadas sin llegan a oprimir.

Comodidad

Para conseguir una sensación de confort en los pies buscaremos zapatillas de tenis dotadas de sistemas que proporcionen buena ventilación, que permitan evacuar la humedad, que limiten el roce del pie contra el zapato para evitar ampollas y que sean flexibles y cómodas.

Dinamismo

Las zapatillas de tenis más avanzadas incorporan sistemas dinámicos de restitución de la energía almacenada en el impacto contra el suelo que mejoran en gran medida el rendimiento, así como perfiles de suela que llevan el peso del cuerpo hacia delante mejorando el tiempo de reacción del jugador.

Mantenimiento

Para aumentar la vida útil de las zapatillas de tenis es importante hacerles un mantenimiento adecuado, lavándolas sólo con agua y un trapo humedecido. Para secarlas después de usarlas o de lavarlas, las dejaremos en algún lugar ventilado para que se sequen de una manera natural, sin exponerlas al sol ni a fuentes directas de calor.

Los comentarios están cerrados.