Realidad aumentada (augmented reality)

Se denomina realidad aumentada (en inglés “augmented reality”) a una visión en tiempo real, directa o indirecta, de un entorno físico del mundo real cuyos elementos son complementados por elementos generados por ordenador, tales como sonido, vídeo, gráficos o datos de geolocalización. Como resultado, la realidad aumentada funciona mejorando la percepción de la realidad, puesto que se incorporan elementos adicionales. Por el contrario, la realidad virtual reemplaza al mundo real por una simulación.

Realidad aumentada (augmented reality)

Qué es la realidad aumentada (augmented reality)

La realidad aumentada consiste en disponer de una imagen en tiempo real, directa o indirecta, de un entorno físico del mundo real cuyos elementos son aumentados (o complementados) por entradas sensoriales generadas por ordenador sean del tipo que sean, tales como sonido, vídeo, gráficos o datos GPS. Por lo general, la realidad aumentada es en tiempo real.

Mediante la realidad aumentada, una visión de la realidad es modificada (aumentada) por una computadora, mejorando la percepción de la realidad, puesto que a la realidad existente se incorporan elementos adicionales sean del tipo que sean. De esta manera, se está enriqueciendo la realidad existente con otras informaciones útiles o necesarias. Cuando el usuario mira hacia un elemento real, sobre el mismo se superpone información extra.

No hay que confundir la realidad aumentada con la realidad virtual. En la realidad aumentada se incorporan elementos adicionales a la realidad existente. Por el contrario, la realidad virtual reemplaza el mundo real por una simulación. En la realidad virtual todo lo que se ve es virtual, no existe nada real.

Por lo que se refiere al hardware, los sistemas de realidad aumentada se valen de diferentes tecnologías entre las que se encuentran: procesador, pantalla de visualización, sensores y dispositivos de entrada tales como GPS, acelerómetros, cámaras digitales, sensores ópticos, giroscopios, etc.

Generalmente los dispositivos que incorporan sistemas de realidad aumentada requieren de hardware potente, que incluyen procesadores de última tecnología y gran cantidad de memoria RAM, para el procesamiento de imágenes y datos en tiempo real. Esto es propio de teléfonos inteligentes y tabletas que permiten ofrecen esta tecnología a los usuarios, capturando y reproduciendo imágenes de realidad aumentada en 3D.

Respecto al software necesario para realidad aumentada, las imágenes del mundo real procedentes de la cámara deben combinarse con los datos informáticos de forma coherente, para lo que es esencial situar la escena en un sistema de coordenadas. Existen diversas herramientas para programadores de aplicaciones de realidad aumentada, que facilitan la visualización y mezcla de los objetos reales y virtuales, permitiendo coordinar objetos en 3D, vídeo, sonido e información de objetos de realidad aumentada. También se han desarrollado estándares de datos como el lenguaje de marcado de realidad aumentada (ARML, Augmented Reality Markup Language) desarrollado por el Open Geospatial Consortium (OGC), que describe la ubicación, aspecto y propiedades de los objetos virtuales en la escena, mediante una sintaxis XML.

En cuanto a sus aplicaciones, la realidad aumentada ofrece numerosas posibilidades, por lo que está presente en diversos ámbitos, tales como arquitectura, entretenimiento, educación, arte, medicina, comunidades virtuales, televisión, simulación, servicios de emergencias, sector militar, apoyo en tareas complejas, dispositivos de navegación, aplicaciones industriales, publicidad, turismo, sistemas de información, prospección sobre el terreno, trabajo colaborativo, networking, eventos o aplicaciones multimedia, entre muchos otros.

Los comentarios están cerrados.