Zapatillas de running K-Swiss Blade Max

Las K-Swiss Blade Max son unas zapatillas de running cuya amortiguación se adapta a la velocidad de carrera, gracias a su suela con cortes alineados con el ángulo de impacto, que proporcionan una amortiguación progresiva en función del ritmo de carrera. Las zapatillas de running K-Swiss Blade Max están concebidas para realizar entrenamientos de larga distancia y ofrecen una pisada muy amortiguada y una excelente comodidad por su carcasa SeamFree sin costuras.

Zapatillas de running K-Swiss Blade Max

Características de las zapatillas de running K-Swiss Blade Max

La tecnología Blade de K-Swiss se adapta a la velocidad, ya que proporciona una amortiguación progresiva en función del ritmo de carrera, de tal manera que corriendo a mayor velocidad baja la amortiguación para ofrecer mayor respuesta, mientras que cuando baja la velocidad proporcionan mayor amortiguación.

Las zapatillas K-Swis con su tecnología Blade de amortiguación progresiva son perfectas para entrenamientos de larga distancia. El trabajo de ingeniería de su suela se basa en cortes alineados con el ángulo de impacto, de tal manera que proporcionan una amortiguación progresiva en función del ritmo de carrera. Corriendo a mayor velocidad baja la amortiguación para ofrecer mejor respuesta, mientras que a baja velocidad ofrecen mayor amortiguación.

Son zapatillas para realizar altos kilometrajes, ya que ofrecen una pisada muy amortiguada, una buena estabilidad y una comodidad excepcional gracias a que su carcasa carece de costuras, puesto que emplea la tecnología SeamFree.

Las K-Swiss Blade Max son unas zapatillas que destacan por su generosa amortiguación, lo que las hace especialmente indicadas para entrenamientos largos y corredores pesados. Una de las virtudes de esta zapatilla es que han sabido mantener el equilibrio entre una generosa amortiguación y un peso reducido, ya que pesa solo 320 g en una talla 9,5 USA.

Las zapatillas de running K-Swiss Blade Max consiguen la amortiguación progresiva gracias a la composición de la media suela, compuesta por unas láminas dispuestas en diferentes sentidos. En la zona delantera incorpora 8 láminas orientadas hacia atrás, mientras que en la parte trasera lleva 4 láminas orientadas hacia delante. La diferente angulación de las láminas en la parte del talón y de la puntera hace que estén siempre colocadas en el sentido de la marcha absorbiendo de manera óptima la fuerza de impacto del talón contribuyendo a una excelente transición de pisada.

Una de sus principales características es que gracias a su carcasa SeamFree sin costuras no tienen costuras en el upper, lo que proporciona un cómodo ajuste, evita las molestas rozaduras y ayuda a su reducir su peso.

La tecnología Blade se aplica en diversos modelos, como la zapatilla K-Swiss Blade Max Glide con tecnología Blade-Max para corredores de pisada neutra o la K-Swiss Blade Max Stable con tecnología Blade-Light para runners con pronación leve o moderada. También está disponible una versión de trail running, las K-Swiss Blade Max Trail, que ofrecen una gran robustez.