Cámara de cine

Una cámara de cine es un tipo de cámara de video diseñada específicamente para la creación de películas de cine. Existen básicamente dos tipos de cámaras de cine: analógicas, empleadas en el cine convencional de película fotográfica y procesos químicos, y digitales, que graban y almacenan tanto la imagen como el audio mediante tecnologías y medios digitales.

Camara de cine

Qué es una cámara de cine

Definimos a la cámara de cine como aquella cámara fotográfica dotada de la tecnología para tomar una secuencia de fotografías en rápida sucesión, de tal manera que cuando estas imágenes se revelan se pueden proyectar y reproducir el movimiento original de la escena capturada.

El resultado de esta reproducción, con los elementos de tiempo como ejes centrales en el proceso, es la producción de una película cinematográfica.

Existen básicamente dos tipos de cámaras de cine:

  • Cámaras de cine analógicas: utilizan una cinta de película fotográfica o film, y se emplean en el ámbito del cine convencional de proceso químico.
  • Cámaras de cine digitales: capturan, graban y almacenan tanto la imagen como el audio mediante tecnologías y medios digitales.

Actualmente, el mercado de las cámaras grabadoras de cine y televisión ofrece diferentes modelos de estos aparatos, tanto con funciones convencionales y básicas, hasta las más avanzadas y sofisticadas en lo que a procesamiento de las imágenes y óptica se refiere.

Es de destacar la utilización cada vez más frecuente por parte de los cineastas de cámaras fotográficas digitales para realizar sus películas, debido a la capacidad de las modernas cámaras de fotos digitales de grabar audio y video, además de capturar imágenes.

Las cámaras de cine, como todos los dispositivos de grabación, están sustentadas técnicamente en el valor añadido de poder captar los sucesos, eventos o acontecimientos en tiempo real, mientras ocurren. Esta razón de ser de la cámara de cine la sitúa como la contracara de la estaticidad.

La persistencia retiniana, fenómeno visual que estudia la permanencia de una imagen en la retina humana una décima de segundo antes de desaparecer, es la que hace posible que se perciba una serie de imágenes en movimiento, y que ya dentro del campo de la interpretación cerebral, estas secuencias se conviertan en una historia en forma de película.

Según los estudios más recientes, esta posibilidad de que las imágenes permanezcan en el ojo humano esa décima de segundo, se atribuye al movimiento beta, ilusión óptica en la que el cerebro humano percibe movimientos continuos teniendo como base la sucesión estática de impulsos luminosos adyacentes. Con las mismas propiedades funciona el fenómeno phi, en el que el cerebro humano percibe movimiento a partir de información fraccionada, por ejemplo, una sucesión de imágenes.

Los comentarios están cerrados.