Cine 4D y sillones de masaje

El cine 4D es una forma de entretenimiento que combina una película 3D con efectos físicos en el propio cine, que se producen de forma sincronizada con la película, de tal manera que se ofrece una experiencia multi-sensorial al espectador. El recurso más utilizado en el cine 4D, junto con las gafas 3D, son los sillones vibratorios, una variante de los sillones de masaje cuya finalidad es transmitir las emociones que se visualizan en la pantalla.

Cine 4D y sillones de masaje

Los sillones de masaje en el cine 4D

Se denomina "cine 4D" a un sistema de proyección de películas cinematográficas basado en el cine 3D, que pretende conseguir una mayor inmersión del público en el ambiente de la película recreando en la sala de proyección de manera realista las condiciones ambientales que aparecen en la pantalla, como niebla, lluvia, viento, sonidos, olores o vibraciones en los asientos.

Básicamente, el cine 4D no es más que el cine 3D unido a una serie de efectos especiales que acentúan las sensaciones producidas por la película, consiguiendo ofrecer una experiencia multi-sensorial al espectador. Sin duda, los efectos especiales in-situ intensifican la percepción de la obra audiovisual.

Así pues, el cine 4D es un término de marketing que describe un sistema de presentación de entretenimiento que combina una película 3D con efectos físicos en el propio cine, que se producen de forma sincronizada con la película.

La industria del entretenimiento suele utilizar en ocasiones diferentes términos para referirse al cine en 3D con simulaciones físicas, como 4D, 5D, 6D o 7D, dependiendo de las experiencias sensoriales que se ponen a disposición del público, pero no existe un estándar para el uso de estos términos, por lo que cada empresa utiliza su propia terminología para describir la experiencia visual y sensorial, lo que a menudo resulta confuso.

Hasta el momento, dado que los efectos físicos son costosos de instalar, la oferta de cine 4D había sido una fórmula de entretenimiento limitada a salas especiales en parques temáticos o parques de atracciones, pero algunas cadenas de cine ya están incluyendo la proyección 4D en aquellas salas de exhibición cinematográfica que cuenten con el equipamiento necesario para experimentar esta tecnología. De esta manera, este tipo de cine 4D ya comienza a extenderse a centros comerciales, cines, museos, centros de entretenimiento, planetariums, centros educativos y exposiciones.

En el cine 4D se emplean diversas tecnologías para intentar recrear con realismo las sensaciones reflejas en la película. Dado que se generalmente se trata de películas en 3D con efectos añadidos, se suelen utilizar las típicas gafas 3D bicolores junto con otros efectos, como corrientes de aire, chorros de aire, flashes de luz intensa, olores especiales, burbujas de aire, rociadores de agua, aerosoles, luces estroboscópicas, humo y asientos vibratorios.

De esta manera, se pueden reproducir numerosos efectos, como burbujas, viento, nieve, humo, niebla, lluvia, aromas, relámpagos, luces intensas, vibraciones, pinchazos, sacudidas, chorros de agua o golpes de aire.

El recurso más utilizado en el cine 4D son los sillones vibratorios, una variante de los sillones de masaje cuya finalidad no es aplicar al usuario un relajante masaje sino transmitirle las emociones que se visualizan en la pantalla con el mayor realismo, gracias a la vibración, oscilación, inclinació y el movimiento del asiento, que se puede mover unos pocos centímetros.

Así, gracias a la vibración y el movimiento del asiento, se puede hacer sentir en el cine al espectador fenómenos como cosquilleo en las piernas, pinchazos en la espalda, el movimiento de las olas, vibración, inclinación, caídas, golpes, sacudidas e impactos.

La tecnología utilizada en los sillones vibratorios de los cines 4D está muy relacionada con la empleada en los simuladores de vuelo, así como en los videojuegos. De esta manera, los sillones vibratorios utilizados en el cine 4D combina la tecnología propia de un simulador de juegos con la experiencia audiovisual inherente a los productos cinematográficos.

El realismo conseguido en algunas salas 4D es tal, que en ocasiones la combinación de la imagen en 3D con la vibración y movimiento de los asientos, ha llegado a causar mareos entre el público.

Los comentarios están cerrados.