Cámara de video de bolsillo

Una cámara de video de bolsillo es una videocámara digital de reducidas dimensiones, pequeña, ligera y compacta, concebida para ser fácilmente transportable, por lo que puede guardarse en el bosillo y acompañarnos sin problemas en nuestros desplazamientos y viajes. Generalmente las cámaras de video de bolsillo destacan por la alta calidad de imagen y su conectividad.

Camara de video de bolsillo

Qué es una cámara de video de bolsillo

La evolución tecnológica en el mundo de la imagen, tanto estática como secuencial, ha dado paso a un dispositivo de grabación de pequeño tamaño: la videocámara de bolsillo. Este manejable aparato de grabación aporta sencillez y accesibilidad a la labor o afición de filmar eventos, sucesos o acontecimientos.

A diferencia de las grabadoras de video incorporadas en móviles o cámaras fotográficas, la cámara de video de bolsillo se ha concebido como un dispositivo específico de grabación, por lo que se trata de un aparato de bolsillo que permite grabar videos de alta definición 720p o 1080p, con almacenamiento en tarjeta de memoria o memoria interna.

Sin embargo, son tan compactas como un teléfono móvil o un reproductor MP3, por lo que pueden llevarse fácilmente en el bosillo.

Sin duda, la cámara de video de bolsillo se presenta como la compañera ideal para aquellos fanáticos del registro de todos los acontecimientos que consideran importantes, previstos e imprevistos, de todas las vivencias propias, individuales o en compañía.

Asimismo y pese a su tamaño, las cámaras de video de bolsillo ofrecen al usuario la posibilidad de visualizar las imágenes capturadas en su pantalla LCD integrada y, en caso de que se prefiera la reproducción en mayor tamaño, su conectividad posibilita subir las filmaciones a aplicaciones como YouTube, redes sociales o a través de una pantalla en HD.

Las cámaras de video de bolsillo están pensadas para que transferir y compartir sea sencillo, por lo que suelen contar con puerto USB, toma HDMI o incluso conexión inalámbrica Bluetooth o Wi-Fi.

Pese a su pequeño tamaño y sus reducidos componentes, las imágenes se capturan y reproducen en alta definición, y se el tamaño de los archivos se optimiza para pesar poco, obteniendo una calidad muy superior a las que se pueda grabar con un teléfono móvil.

Generalmente las cámaras de video de bolsillo están dotadas de una capacidad de memoria para varias horas de grabación ininterrumpidas en definición estándar, ampliable mediante tarjetas de memoria.

Además, no hay que perder de vista que estos modelos avanzados de cámaras de video de bolsillo tienen siempre a disposición del aficionado la cámara fotográfica incorporada al aparato, también de alta calidad.

Los comentarios están cerrados.