Cine digital

Se denomina cine digital al cine que utiliza la tecnología digital para grabar, distribuir y proyectar películas, a diferencia del cine convencional de proceso químico. En el cine digital la señal se codifica utilizando una representación digital del brillo y el color de cada pixel de la imagen, en lugar de quedar fijada en la emulsión química del film tradicional.

Cine digital

Qué es el cine digital

El cine digital es aquel que sustenta su producción (grabación, distribución, proyección) en medios digitales. La alta resolución de los contenidos visuales del cine digital está asociada a que prescinde de muchos rasgos de la reproducción mecánica.

A pesar del paso al frente que representó la tecnología digital en todos los sistemas de producción y reproducción de imágenes, el cine en celuloide refleja en su fotograma más resolución e información que el producido por el cine digital.

La grabación digital cinematográfica se produce mediante representaciones digitales del brillo y color de cada pixel de la imagen, en contrapartida a la acción de las emulsiones químicas que caracterizan a los métodos químicos tradicionales de grabación de cine.

La tecnología implicada en el cine digital se combinará al finalizar la grabación con otros medios digitales para que la transmisión de la producción sea posible a través de múltiples soportes, como pueden ser Internet, satélite, DVD, disco duro o proyector digital.

Respecto a la post-producción, el video digital permite una post-producción mucho más flexible que usando las técnicas fotoquímicas del film químico, con infinidad de posibilidades que resultarían impensables o extremadamente costosas en el cine convencional.

Asimismo, hay que destacar que la tecnología digital no sólo es propiedad de las grandes producciones, ya que el cine de bajo presupuesto y con medios limitados cada vez más está siendo rodado en digital, a menudo incluso en alta definición.

Dado lo barato que resulta la grabación digital y la posibilidad de editar el material en un ordenador doméstico y pasarlo a video, la tecnología digital ha democratizado el mundo del cine y abolido las barreras económicas a la hora de realizar películas, aunque continúa siendo necesario que la película sea distribuida para llegar al público.

A pesar de que la implantación del cine digital está cada vez más extendida y consolidada, las producciones cinematográficas basadas en celuloide se resisten a ceder su papel, por lo que muchos directores de cine siguen realizando películas con filme tradicional, alegando que el cine digital no consigue la misma sensación que una película grabada en celuloide, e incluso opinan que nunca podrá ser superado por la tecnología digital.

En este mismo sentido, la formación de buena parte de los profesionales relacionados con las técnicas de grabación, producción y difusión televisiva y cinematográfica en los grandes centros de estudio, siguen teniendo a las cámaras de 35 mm como referencia.

Los comentarios están cerrados.