Cámara de fotos subacuática

Una cámara de fotos subacuática es una cámara fotográfica específicamente diseñada para la fotografía subacuática, modalidad muy practicada en el buceo deportivo y en el estudio de la biología marina donde se realizan fotografías en inmersión. Para ello, se trata de aparatos con características tecnológicas y técnicas especiales para la captura de imágenes en el medio subacuático.

Camara de fotos subacuatica

Qué es una cámara de fotos subacuática

Las cámaras fotográficas subacuáticas son aparatos con características tecnológicas y técnicas especiales para la captura de imágenes en un medio de máxima exigencia como lo es el subacuático.

El territorio sumergido hace que las cámaras fotográficas subacuáticas deban ser equipos estancos y absolutamente resistentes a la alta presión que implica trabajar en profundidades. Muchas cámaras fotográficas subacuáticas están protegidas dentro de cajas estancas especiales.

La fotografía subacuática es una disciplina que se practica a nivel de afición y turístico, pero sobre todo tiene una gran utilidad en el ámbito profesional como la producción de documentales, el buceo deportivo o las investigaciones de biología marina. Además, la fotografía subacuática, por ser una disciplina con gran amplitud de acción y resultados, ha adquirido el estatus de actividad de competición.

Volviendo a la tecnología de la que deben estar dotadas las cámaras fotográficas subacuáticas, es primordial que cuenten con sofisticados sistemas de iluminación autogenerada. Esto se debe a que la inmersión es habitualmente sinónimo de oscuridad, sobre todo a medida que se desciende, y a la vez, la oscuridad no es la mejor aliada de la fotografía con buenos resultados.

Otro escollo que deben superar las cámaras fotográficas subacuáticas es que, a diferencia de lo que ocurre con las fotografías aéreas, que disminuyen el tamaño de los objetos a fotografiar, éstas deben funcionar en un entorno en el que la difracción del agua aumenta la longitud focal.

Las primeras cámaras fotográficas subacuáticas se empezaron a comercializar a partir de 1960. Esta cámara tenía el nombre de Calypsophot y tanto en su producción como en su desarrollo tuvo una participación esencial el afamado explorador de los mares Jacques Cousteau.
Es importante destacar que en el trabajo fotográfico subacuático se pueden realizar básicamente 3 tipos principales de fotografías:

  • Fotografías subacuáticas de ambiente: capturan las maravillas que ofrecen los distintos fondos marinos, como arrecifes, barcos hundidos, praderas de algas o fondos arenosos.
  • Fotografías subacuáticas de fauna: tomas y registros de las innumerables formas de vida y fauna acuática, desde peces, pulpos, grandes mamíferos, reptiles, tortugas y demás invertebrados.
  • Fotografías subacuáticas con macrofotografía: referida a aquella fotografía de aproximación destinada al máximo detalle o detalles de las especies de flora y fauna más pequeñas, pero a la vez muy codiciadas.

Los comentarios están cerrados.