Filtros ultravioleta (UV)

Los filtros UV o filtros ultravioleta, son una clase de filtros fotográficos cuya función es bloquear la luz ultravioleta, evitando así perturbaciones en la imagen y una exposición excesiva. En las fotografías no sólo influye el espectro visible de la luz, sino también el invisible, como el ultravioleta, que puede colarse en la cámara y provocar ruido o perturbaciones en la foto.

Filtros ultravioleta (UV)

Qué es un filtro ultravioleta (UV)

Los filtros UV tienen la finalidad de bloquear la luz ultra-violeta que puede colarse por la lente de la cámara e impregnar a la imagen de perturbaciones.

En las cámaras fotográficas, tanto las películas fotográficas como los sensores digitales reaccionan no sólo al espectro visible de luz, sino también al invisible, como los rayos ultravioleta. Los filtros UV se encargan de limitar en alto grado estos efectos.

Los filtros UV tienen una utilidad mayor en espacios donde la luz es muy acentuada, por ejemplo en la nieve, donde la exposición o recepción de la misma puede ser muy intensa, produciendo ruidos o perturbaciones en las fotografías.

Los filtros UV tienen la particularidad de absorber la luz ultravioleta sin cambiar la exposición.

Como se ve, los filtros UV son determinantes a la hora de mejorar los contrastes y la nitidez de las fotografías, sobre todo en las cámaras tipo réflex.

Más allá de la utilidad e importancia de los filtros UV en la consecución de un producto final de calidad, las cámaras modernas pueden en muchas ocasiones prescindir de los filtros UV sin consecuencias. Muchos de estos aparatos incluyen un dispositivo incorporado al objetivo que cuenta con filtros automáticos en el interior de la lente, que se encargan de filtrar directamente la radiación ultravioleta.

También cabe señalar que los filtros UV, no sólo son usados para evitar la neblina y falta de nitidez producidas por los rayos ultravioletas, sino que, teniendo en cuenta su bajo coste, muchos aficionados y profesionales lo usan simplemente para proteger la lente de la cámara.

Los filtros fotográficos más habituales, el skylight y los UV, pueden ser de vidrio o de gelatina, así como de diferentes colores. Se colocan en la parte frontal del objetivo y poseen una montura en forma de anillo de metal o plástico adaptable mediante un sistema de rosca.

Los comentarios están cerrados.