Ropa deportiva de compresión

La ropa deportiva de compresión son prendas cuya característica principal es que aplican diversos grados de compresión en el cuerpo, de tal manera que mejoran la circulación sanguínea y facilita el retorno de la sangre venosa, favoreciendo de este modo el drenaje de las toxinas acumuladas con el esfuerzo y la oxigenación de los músculos, favoreciendo así la recuperación y reduciendo la aparición de dolores musculares.

Ropa deportiva de compresion

Características de la ropa de compresión

La ropa de compresión es ropa deportiva que se caracteriza por ser muy ajustada al cuerpo y aplicar diversos grados de compresión. Este tipo de prendas hasta ahora eran utilizadas principalmente en el ámbito médico, para prevenir varices, evitar el síndrome de la clase turista o favorecer la circulación en personas hospitalizadas, pero actualmente su uso se está extendiendo entre los deportistas.

Las dos razones por las cuales los investigadores recomiendan dichas prendas de compresión a objeto de conseguir una mejora muscular y la recuperación, son las siguientes:

  • Flujo sanguíneo: la compresión hace aumentar el flujo sanguíneo, ya que debido a la gravedad la sangre suele acumularse en las extremidades, tanto cuando estás quieto como cuando estás practicando deporte. Interesa aumentar el retorno venoso, sobre todo después del esfuerzo para conseguir recuperarnos cuanto antes.
  • Vibración muscular: se cree que los impactos producen el dolor muscular tardío que podemos definir comúnmente como agujetas o cansancio muscular, que aparece por la vibración resultante de los impactos, por ejemplo contra el suelo. Utilizando ropa deportiva de compresión reduciremos esta vibración muscular y aumentaremos la propiocepción, logrando evitar el dolor muscular tardío.

Los expertos achacan una serie de ventajas a las prendas de compresión:

  • Reducir los dolores musculares y disfrutar de una recuperación más rápida.
  • Reducir las lesiones.
  • Facilitan la circulación sanguínea.
  • Aumentan la resistencia del atleta al reducir el consumo de oxígeno.
  • Mejoran el drenaje de las toxinas acumuladas.
  • Evitan la pérdida de calor en la zona.
  • Evitan las molestias por vibraciones y refuerzan ciertas zonas.
  • Alivian la hinchazón y la inflamación.
  • Expulsan el sudor y la humedad, ya que es un material altamente transpirable.
  • Permiten acolchar ciertas zonas como la planta del pie o la tibia.
  • Evitan las ampollas y rozaduras por ser un tejido elástico y antideslizante.

Por lo que respecta al rendimiento, las prendas de compresión no mejoran el rendimiento pero sí generan unos beneficios que pueden mejorar nuestra percepción del desempeño deportivo, por ejemplo para reducir los dolores musculares y reducir el tiempo de recuperación, lo cual mejorará nuestros entrenamientos y resultados. Así, con una mayor recuperación podremos entrenar más intensamente o competir a un mejor nivel al día siguiente.

Existen diferentes tipos de ropa de compresión, como camisetas, medias, mangas, perneras, pantalones cortos, mallas, culotes y bañadores de compresión. Este tipo de ropa está hecho generalmente de spandex, nylon o lycra, o materiales similares.

Aunque actualmente no se conocen con exactitud los mecanismos por los que actúan las prendas de compresión y la moda tiene mucho que ver en que se vean diariamente en corredores populares, son unas prendas muy aconsejables para la práctica deportiva ya que presentan grandes ventajas para corredores y deportistas en general, especialmente en la recuperación post-ejercicio.