Ropa para turismo activo

La ropa para turismo activo es una clase de ropa de deporte especialmente diseñada para practicar dicha actividad, que requiere un buen material para practicarla con garantías. Comprar ropa para turismo activo de calidad es una excelente inversión, debido a que aporta confortabilidad, es funcional, proporciona seguridad, permite alcanzar un alto rendimiento y protege de los rigores atmosféricos.

Ropa para turismo activo

Características de la ropa para turismo activo

El turismo activo o turismo de aventura es un tipo de turismo que tiene como objetivo principal la práctica de actividades de aventura en la naturaleza, generalmente en zonas remotas.

El turismo de aventura se está volviendo muy popular entre aquellos turistas que buscan vacaciones inusuales con situaciones inesperadas, que desean conocer lugares, su gente y su cultura de manera activa y participativa.

Aunque en ocasiones el turismo activo conlleva la práctica de deportes de aventura o riesgo, no necesariamente es así. A este respecto, los viajes de turismo de aventura puede clasificarse según su dificultad sea baja, moderada o alta, siendo necesario en ciertos casos que el viajero cuente con una preparación física mínima y un equipo apropiado.

La ropa que se utiliza para practicar el turismo activo es muy similar a la que se emplea en otras actividades al aire libre como el montañismo, los deportes de aventura o el trekking, e incluye elementos como los siguientes:

  • Pantalones: los pantalones para el turismo activo usualmente son pantalones largos tipo cargo, hechos de tejidos resistentes a la abrasión, ligeros, elásticos, con tecnología para que sean repelentes al agua y a la vez transpirables para que el sudor no se quede pegado al cuerpo.
  • Camiseta: para turismo activo conviene utilizar camisetas técnicas con tecnologías donde la camiseta absorbe el sudor y lo transporta hacia afuera de la camiseta, permitiendo que el turista se sienta siempre seco y cómodo.
  • Trajes de neopreno: el traje de neopreno se utiliza si se quieren realizar actividades acuáticas en el mar o en un río. La principal característica del traje de neopreno es que ofrece protección contra el frío por su aislamiento térmico, a la vez que resistencia contra los elementos. Para este tipo de actividades que conllevan contacto con el agua conviene también llevar escarpines o calzado de agua similar, así como un contenedor estanco para llevar ropa seca.
  • Chaqueta impermeable: las chaquetas para turismo activo deben ser livianas, resistentes al agua, transpirables, con capucha y con varios bolsillos con cierre para tener a mano objetos de uso habitual.
  • Zapatillas: usualmente para realizar una actividad de turismo de aventura se utilizan zapatillas de trekking o de carreras de montaña (trail running), resistentes y con una suela con buen agarre, por si se realizan actividades en terrenos montañosos y con desnivel.
  • Casco: para ciertas actividades de turismo activo, como el kayak, la escalada, el barranquismo o la bicicleta de montaña, se precisa usar casco para proteger la cabeza contra posibles golpes o caídas. Actualmente existen en el mercado cascos diseñados para regular la ventilación y la temperatura, lo cual puede ser muy beneficioso para adaptarse a distintas condiciones climáticas de frío y de calor. Es importante que el casco se acomode a la forma específica de la cabeza del turista para conseguir el máximo confort.
  • Sombrero: si se está en clima cálido o hay sol, es básico usar un sombrero o gorra para protegerse contra los rayos solares. En zonas frías es esencial contar con un gorro que proteja del frío. Lo más conveniente para turismo de aventura son sombreros, gorras y gorros hechos de tejidos flexibles de manera que se puedan plegar y guardar en un bolsillo.
  • Guantes: los guantes, de diferentes características según las condiciones climáticas, son básicos en el turismo de aventura.
  • Pañuelo: un pañuelo o una cinta tubular de tejido elástico resulta siempre muy útil, ya que se trata de prendas polivalentes que permiten diversos usos, desde reemplazar el gorro o sombrero hasta tapar una herida o sujetar el pelo.
  • Gafas y protector para el sol: en actividades al aire libre es básico protegerse de los efectos nocivos de los rayos del sol con gafas con filtro UV, protector labial y crema solar para la piel.