Ropa de atletismo

La ropa de atletismo es un tipo de ropa de deporte exclusivamente concebida para practicar el atletismo, actividad que exige un buen equipamiento para practicarla con la debida seguridad. Comprar ropa de atletismo de calidad es una buena inversión, puesto que aporta confortabilidad, es funcional, proporciona seguridad, hace posible alcanzar un alto rendimiento y protege de los rigores del clima.

Ropa de atletismo

Características de la ropa de atletismo

El atletismo es un deporte cuyo origen se remonta a las civilizaciones antiguas, y consiste en un conjunto de disciplinas en las que el deportista debe superar a los rivales en resistencia, velocidad, altura o distancia.

El atletismo es un deporte que se practica en todo el mundo, debido principalmente a las facilidades que ofrece para practicarlo, ya que muchas de sus disciplinas requieren pocos medios.

A la hora de seleccionar la ropa para atletismo debemos tener en cuenta que generalmente se practica en pistas de atletismo o lugares especialmente habilitados para ello, ya sea al aire libre o en pista cubierta. El equipamiento típico que se utiliza para practicar el atletismo consiste en las siguientes prendas:

  • Camiseta: generalmente las camisetas de atletismo están hechas de tejidos técnicos ligeros, transpirables y de secado rápido. Deben ser camisetas cómodas, generalmente de tirantes y sin mangas, para que el atleta disponga de la mayor amplitud de movimientos posible. En muchas ocasiones se utilizan prendas elásticas ceñidas al cuerpo para minimizar la resistencia del aire y evitar distracciones.
  • Pantalón: en tiempo cálido conviene utilizar pantalón corto, short o mallas cortas de lycra, mientras que con tiempo frío nos decantaremos por las mallas largas o pantalón tipo pirata. En cualquier caso, debe tratarse de pantalones de atletismo livianos, cómodos, de tejido suave, diseñados para hacer evaporar rápidamente el sudor y que estén concebidos específicamente para practicar el atletismo, ya que shorts para practicar el tenis o el basketball, por ejemplo, no son apropiados para practicar el atletismo. El tipo de prueba también influye en qué tipo de pantalón es el más apropiado, así como el tipo de cuerpo, el género y la altura, además del tipo de entrenamiento y nivel que se tenga en el atletismo.
  • Zapatillas de atletismo: aunque el tipo de zapatilla varía según la disciplina que se practique, generalmente las zapatillas de atletismo suelen ser ligeras, muy ajustadas, con clavos en la suela, con poca amortiguación y con poco apoyo para el talón. A la hora de comprar unas zapatillas de atletismo es importante tener en cuenta que el ajuste debe ser perfecto, siendo recomendable probárselas cuidadosamente en la tienda.
  • Chandal: para entrenar, calentar y para cuando se está en estación de otoño e invierno, un chandal compuesto por chaqueta y pantalón largo permite que el atleta caliente los músculos y no se enfríe en las paradas.
  • Gorro y gorra: en clima cálido o en días soleados es conveniente protegerse contra los rayos solares con una gorra ligera, mientras que en condiciones de frío es básico contar con un gorro térmico.
  • Guantes: en tiempo frío unos guantes finos serán de gran ayuda.
  • Pañuelo: un pañuelo o una cinta tubular elástica resulta muy útil para proteger el cuello, sujetar el pelo o reemplazar al gorro.
  • Gafas y protector para el sol: en días soleados siempre es conveniente protegerse de los rayos solares con gafas con filtro UV, protector labial y crema solar para la piel.
  • Sostén deportivo: para las mujeres es altamente recomendable el sujetador deportivo, para mantener el control y reducir el movimiento del pecho.