Ropa para navegar

La ropa para navegar es una clase de ropa de deporte específicamente diseñada para la práctica de la navegación, actividad que exige un buen equipamiento para practicarla con garantías. Comprar ropa para navegar de calidad es una inmejorable inversión para el navegante, dado que aporta confortabilidad, es práctica, proporciona seguridad, posibilita alcanzar un elevado rendimiento y protege de los rigores climáticos.

Ropa para navegar

Características de la ropa para navegar

Básicamente, la navegación a vela es un tipo de navegación que se realiza con un velero o embarcación a vela, de tal manera que la propulsión del barco y el control de su movimiento se ejecuta a través de velas, únicamente con la fuerza del viento.

La navegación a vela puede ser tanto marítima como fluvial o lacustre, e históricamente ha tenido gran importancia en todo tipo de actividades, como comercio, explotación pesquera, transporte o en la guerra naval, hasta la aparición de otras técnicas de propulsión naval. En la actualidad este tipo de navegación principalmente se realiza para fines puramente recreativos, ocio, deporte o entretenimiento.

Para que nuestra estancia en un velero sea una buena experiencia tanto para nosotros como para nuestros compañeros y la tripulación, debemos seleccionar cuidadosamente la ropa y el equipamiento. La ropa que se utiliza para navegar a vela incluye:

  • Chaqueta: la chaqueta que se utiliza para navegar, especialmente si se está en invierno y en otoño, debe ser transpirable y totalmente impermeable, para mantener seco y cómodo al navegante. Debe estar diseñada para ser usada en condiciones difíciles de lluvia y viento, y además ser durable y resistente a la abrasión.
  • Chubasquero: en verano será suficiente con un chubasquero impermeable ligero, para los chaparrones y la humedad del atardecer y la noche.
  • Jersey: un jersey o un forro polar nos permitirá poner o quitar capas en función de la temperatura, ya que probablemente por la noche haga frio y durante el día calor.
  • Camiseta: con buen tiempo nuestro principal atuendo será una camiseta, generalmente de algodón. Al igual que ocurre con el pantalón, una camiseta ligera de manga larga será muy útil para evitar una excesiva exposición al sol, mejor si es blanca o de color claro.
  • Pantalón: en función de las condiciones atmosféricas utilizaremos pantalón largo o pantalón corto, generalmente cómodos y de algodón. Un pantalón largo fresco y ligero, de color blanco, será muy útil para evitar una excesiva exposición al sol.
  • Bañador: el traje de baño es una de las prendas más utilizadas en una salida en velero.
  • Zapatos náuticos: para navegar es mejor ir calzado para evitar golpes y heridas en los pies, siendo los zapatos náuticos el calzado ideal en un barco de vela, de suela blanca para evitar ensuciar el barco y con dibujo para no resbalar. Para bajar a la playa o a las rocas con la blasa neumática podemos utilizar escarpines, sandalias, chanclas de goma o calzado de baño.
  • Ropa de calle: en las salidas en velero es común que por la noche bajemos a tierra para pasear, cenar o hacer turismo, por lo que es recomendable llevar ropa de calle convencional, incluso ropa de noche. No olvidar incluir zapatos a juego, de vestir o de tacón.
  • Ropa de agua: para mal tiempo nos equiparemos adecuadamente con ropa de agua: pantalón de peto impermeable, chaqueta térmica, botas de agua altas impermeables, gorra impermeable y guantes invernales o de neopreno.
  • Guantes: los guantes permiten proteger las manos de las rozaduras y mejorar el confort térmico con tiempo frío, por lo que usaremos mitones que cubran parte de los dedos o guantes largos de neopreno en función de las condiciones atmosféricas. Proteger las manos y mantenerlas secas y calientes es esencial mientras se están manejando cuerdas y cuando se está navegando.
  • Ropa de vela ligera: los practicantes de vela crucero, vela ligera o catamarán, suelen emplear un equipamiento similar al de los kayakistas, compuesto por traje de neopreno, chubasquero impermeable, escarpines de neopreno, chaleco de seguridad, arnés, guantes de neopreno y gorro, gorra o sombrero.
  • Ropa interior deportiva: para tiempo húmedo y fresco es conveniente llevar camisetas técnicas de tela transpirable y de secado rápido, para mayor confortabilidad. Respecto a los calcetines, para verano deben ser muy transpirables, mientras que en época invernal usaremos calcetines térmicos.
  • Sombrero, gorra y gorro: si se está en clima cálido o hay sol, es básico usar un sombrero o gorra para protegerse contra los rayos solares. En zonas frías es esencial contar con un gorro que proteja del frío.
  • Pañuelo: un pañuelo, bandana o cinta tubular elástica resulta siempre muy útil por su polivalencia, ya que sirve para reemplazar al gorro o gorra, sujetarse el pelo o abrigarse el cuello o la cara.
  • Gafas de sol y protector solar: al navegar es básico protegerse del sol con gafas con filtro UV, protector labial y cremas solares para la piel de protección alta, ya que en cubierta recibimos más radiación que en la playa dado que la luz del sol se refleja en el mar. Incluso dentro del agua, hasta dos metros de profundidad, el sol está afectando nuestra piel.