Hidromasaje

El hidromasaje es un tipo de masaje basado en el uso terapéutico del agua caliente, que consiste en la aplicación en el cuerpo humano de técnicas de masaje térmicas, mecánicas o químicas a través del agua, que puede ser termal, mineral o de cualquier otra clase. El hidromasaje se suele combinar con otras terapias como la cromoterapia, aromaterapia o musicoterapia.

Hidromasaje

Qué es el hidromasaje

Una de las técnicas hidroterapéuticas más populares en la actualidad es el hidromasaje, que consiste en la aplicación de masajes en combinación con agua tibia o caliente y que pueden ser aplicados en forma manual o mecánica.

En la actualidad existen diversos métodos de hidromasaje como manual, bajo el agua o mediante el uso de aparatos que envían chorros de agua a presión ya sea en tinas, en duchas verticales y algunos otros como la ducha Vichy.

En la antigua Grecia, y más aún entre los romanos, ya se conocían los beneficios del hidromasaje. Los baños romanos eran sitios frecuentados por personas de las clases sociales más elevadas, quienes acudían en busca de los efectos relajantes y vigorizantes que proporcionaban los baños en aguas frías y calientes combinados con masajes.

Las terapias de hidromasaje son utilizadas exitosamente en el tratamiento de lesiones deportivas, reumatismo, artritis, dolor de cuello y espalda ocasionado por algunas lesiones o por estrés, esclerosis múltiple, molestias de postura durante el embarazo y muchas otras dolencias.

En estos casos es muy importante que el médico indique específicamente el tipo de hidromasaje a que debe ser sometido el paciente. Además, debemos asegurarnos de que sea aplicado en un lugar bien acreditado y por personal profesional y cualificado.

El hidromasaje también se emplea con fines estéticos como tonificación muscular, prevención y eliminación de celulitis y exfoliación de la piel entre otros.

En diversos casos el hidromasaje se combina con aromaterapia o alguna otra técnica relajante para obtener mejores resultados, sobre todo cuando se trata de eliminar el estrés.

A lo largo de la historia, y en todas las culturas, las técnicas de hidromasaje han ido evolucionando y se han ido popularizando en la medida en que van surgiendo innovaciones cada vez más accesibles. En la actualidad ya es posible contar con una tina o una ducha especiales para hidromasaje en la comodidad del hogar.

Los comentarios están cerrados.