Helioterapia

La helioterapia es una técnica que se puede encuadrar dentro de la fototerapia que utiliza la exposición al sol de manera dosificada para fines terapéuticos. Aunque los baños de sol reportan numerosos beneficios para la salud, no es correcta la idea de que "cuanto más sol, mejor salud", por lo que aplicar correctamente la helioterapia exige tomar precauciones.

Helioterapia

Qué es la helioterapia

Se conoce como helioterapia o baños de sol a una rama de la fototerapia en la que los rayos del sol son empleados para fines terapéuticos mediante una exposición controlada y dosificada. El término helioterapia procede del griego helios (sol) y therapeia (terapia o curación).

Existen estudios de que la helioterapia estimula el sistema inmune y la síntesis de vitamina D, por lo que influye en la metabolización del calcio y la correcta mineralización ósea.

También contribuye a disminuir los niveles de colesterol, previene la osteoporosis y el raquitismo, mejora el estado anímico, estimula la producción de hormonas sexuales y otros neurotransmisores y favorece el descanso.

En general, la helioterapia activa el sistema endocrino y favorece la activación de los glóbulos rojos y la oxigenación de la sangre a nivel pulmonar.

La falta de luz solar no sólo afecta al cuerpo, también afecta a la mente, por lo que la helioterapia es un excelente auxiliar también para algunos padecimientos mentales como la depresión.

Algunos padecimientos digestivos como la albuminuria han sido exitosamente tratados con helioterapia, ya que la albúmina es destruida por los rayos UV.

Respecto a las sesiones de helioterapia, veamos algunos consejos:

  • Las mejores horas para una helioterapia son las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde.
  • El tiempo de exposición debe ser progresivo y no llegar hasta el enrojecimiento de la piel.
  • La cabeza y los ojos deben estar protegidos.
  • Se recomienda el uso de algún filtro de protección solar ya que algunas radiaciones pueden derivar en un cáncer de piel.
  • La helioterapia debe tener efectos vigorizantes por lo que si se tiene la sensación de cansancio, es una señal de que la sesión fue excesivamente larga.
  • Es de vital importancia mantenerse bien hidratado y vigilar que los niños y las personas mayores no permanezcan demasiado tiempo bajo el sol, ya que su resistencia es menor a la de una persona joven.

En forma controlada y con las debidas precauciones, la helioterapia puede aportar grandes beneficios a personas de todas las edades pero es necesario ser prudentes para no incurrir en excesos que puedan tener consecuencias lamentables.

Los comentarios están cerrados.