Cromoterapia

La cromoterapia, también llamada terapia del color, es una medicina alternativa cuyo objetivo es la curación de ciertas dolencias mediante el uso de colores, aplicando una luz con un color que corresponda al color de la enfermedad. Según la cromoterapia, los colores ejercen una influencia emocional en las personas que facilita la curación de enfermedades.

Cromoterapia

Qué es la cromoterapia

La cromoterapia, también conocida como terapia del color, es una medicina alternativa que se basa en el tratamiento y curación de algunos padecimientos por medio del uso del color. Básicamente consiste en la aplicación de luz en un color determinado de acuerdo a la enfermedad que se padece. El término cromoterapia procede del griego chroma (color) y therapeia (terapia o curación).

En la actualidad, el término cromoterapia está siendo sustituido por fotobiología, entendiendo como tal el estudio científico de los efectos de la luz en los seres humanos, en un esfuerzo por dejar de ser considerada una pseudociencia.

Según la cromoterapia los colores influyen de gran manera en las personas y contribuyen a ajustar desequilibrios que causan enfermedades. Al restablecer el equilibrio la persona sana.

A principios del siglo XIX aparecieron algunas publicaciones sobre el efecto del color azul del cielo y de la luz azul sobre las personas y sobre el cultivo de las uvas. A partir de entonces hubo otras publicaciones similares.

A fines del siglo XIX apareció publicado por primera vez un libro utilizando el término cromoterapia, aunque en la India ya en el siglo XVII los practicantes de la medicina ayurveda relacionaban los 7 chakras con los distintos órganos del cuerpo humano, con un color y una función para cada uno.

Existen diferentes métodos de tratamiento en la cromoterapia. Algunos consisten en la aplicación de luz de un color determinado focalizada en el área afectada. Otros tratamientos consisten en pintar las paredes de las habitaciones del color necesario y otros consisten en llenar de agua algunos recipientes de cristal del color necesario o en su defecto utilizar papel celofán para obtener dicho color. Estos recipientes se colocan al sol durante algunas horas y después está lista para ser bebida.

De acuerdo a la cromoterapia cada color produce un efecto en determinada zona del cuerpo: el color violeta tiene efectos relajantes y reduciendo el estrés o los estados de pánico, para la concentración lo mejor es un ambiente predominantemente azul o verde, mientras que los tonos rojos y naranjas favorecen los ambientes donde se requiere actividad.

En términos generales, según la cromoterapia, los colores brillantes ayudan a personas que sufren de alguna depresión o dolores.