Piscinas de arena

Las piscinas de arena son piscinas en las que se recrea el paisaje, las sensaciones y la estética de una playa a la orilla del mar. Las piscinas de arena se construyen con un revestimiento de arena antideslizante adherido al soporte de hormigón, lo que le da el aspecto visual de arena de playa. La entrada al agua se efectúa por una suave rampa que imita la entrada a una playa, con lo que se evitan las escaleras.

Piscinas de arena

Características de las piscinas de arena

En las piscinas de arena, tambien llamadas piscinas tropicales o piscinas tipo playa, se recrea un paisaje semejante a una playa o a otros hermosos lugares a la orilla del mar, ya que su finalidad es recrear las sensaciones y la estética de la playa. Las piscinas de arena se pueden diseñar en forma personalizada adaptándose a todos los espacios, gustos y necesidades.

Las piscinas de arena son piscinas en las que se recrea un paisaje semejante a una playa o a otros hermosos lugares a la orilla del mar. En la actualidad es posible diseñar un espacio como si fuera una cala con rocas o una playa de hermosas arenas e incluso es posible imitar su color y textura.

En cuanto al diseño de la piscina y el área que la rodea, no existen límites para la imaginación ya que en la actualidad es posible recrear desde un tranquilo y pequeño espejo de agua, hasta el cauce de un arroyo o río, o bien la orilla de un lago o la orilla del mar. También es usual la recreación de cauces de agua semejantes a arroyos o ríos e incluso hermosas cascadas.

Cabe señalar que las piscinas de arena no son exclusivas para grandes hoteles, clubes o establecimientos de spa, sino que también es posible obtener fantásticos resultados recreando una hermosa playa en la intimidad del hogar.

En la construcción de las piscinas de arena y en su entorno se emplean materiales cuya apariencia es completamente natural. En la base se utiliza hormigón debidamente armado e impermeabilizado, que después es revestido con un compuesto de arena y compuestos fijadores, lo que le da el aspecto visual de arena de playa. Este revestimiento superficial proporciona una apariencia completamente natural y es altamente antideslizante tanto en seco como en mojado, por lo que además de belleza ofrecen seguridad, un tacto agradable y son fáciles de limpiar.

La entrada al agua, desde cota cero hasta la profundidad deseada, se realiza con una suave rampa a imitación de la entrada a una playa, con lo que se evitan escaleras, por lo que son muy seguras para niños, personas mayores o discapacitados. La forma interior e exterior, la profundidad y el diseño de la zona de playa, son totalmente personalizables, por lo que la piscina es única y queda totalmente integrada con el jardín.

Como sucede con cualquier piscina, las de arena también requieren de limpieza, desinfección y mantenimiento, para lo que existen diferentes tipos de productos y servicios. Lo ideal es asesorarse en detalle para que no surjan problemas ya sea con los acabados, con el funcionamiento o el mantenimiento del área.

Los comentarios están cerrados.