Piscinas climatizadas descubiertas

La principal ventaja de las piscinas climatizadas descubiertas es que permiten disfrutar de la piscina durante todo el año, no sólo en verano sino también en primavera y otoño, o incluso todo el año, ya que el agua se encuentra siempre a una temperatura ideal para el baño. En las piscinas climatizadas descubiertas debe al menos calentarse el agua, aunque para obtener resultados óptimos lo más adecuado es instalar una cubierta.

Piscinas climatizadas descubiertas

Características de las piscinas climatizadas descubiertas

Las piscinas descubiertas o piscinas de exterior, son instalaciones destinadas a la práctica de deportes y actividades acuáticas que están ubicadas al aire libre. Este tipo de piscinas de exterior, si no cuentan con un sistema de calefacción que caliente el agua, por lo general sólo se pueden aprovechar de 8 a 12 semanas al año, según su ubicación geográfica, ya que en los meses fríos la temperatura del agua en piscinas descubiertas sin climatizar no es apta para el baño.

Para climatizar una piscina descubierta se emplean básicamente dos sistemas de climatización:

  • Calentar el agua.
  • Instalar una cubierta.

Calentar el agua

Para regular la temperatura del agua en una piscina descubierta se debe someter el vaso a un proceso de calentamiento, con el fin de adecuar la temperatura a los parámetros estándar de confort térmico, que en el caso de los vasos climatizados se estima en 24-30°C.

Para calentar el agua de una piscina se debe utilizar un sistema calefactor, siendo el método más utilizado en piscinas climatizadas descubiertas la energía solar, ya que resulta económico, eficiente y de fácil instalación. Otros sistemas como la biomasa o la geotermia sólo son rentables si ya están siendo utilizados para climatizar la casa.

En las piscinas climatizadas descubiertas el sistema de climatización por energía solar puede utilizarse como sistema único, primario o de apoyo, según diversos factores como precio y disponibilidad de los suministros energéticos, legislación local o sistema de climatización ya existente en la vivienda adjunta, entre otros. Los paneles solares colocados sobre el techo del edificio pueden permitirnos climatizar el agua de la piscina mediante una energía renovable, limpia y barata, y además disminuir notablemente el consumo de energía utilizado en la aclimatación de la casa, si se comparte la instalación.

También es una alternativa válida calentar el agua de la piscina utilizando la calefacción de la vivienda como circuito primario, en vez de instalar un sistema de calefacción exclusivo para la piscina. Este método se basa en un intercambiador de calor, mediante el cual el circuito primario proporciona calor al circuito secundario, por el que circula el agua de la piscina sin mezclarse. Este sistema permite obtener un rápido aumento de la temperatura y ventajas económicas muy interesantes según el sistema calefactor utilizado.

Cubiertas

En las piscinas climatizadas exteriores es muy recomendable instalar una cubierta, ya que consigue ahorrar costes de climatización y reducir la evaporación y la suciedad en la piscina. Las cubiertas generan un efecto invernadero en su interior gracias a sus laterales compuestos de polímetros que dejan pasar el sol, lo que eleva la temperatura interior.

Hay muchos tipos de cubiertas para piscinas: rígidas, de lona, mantas térmicas, de invernaje, manuales, automáticas o telescópicas. Una medida fundamental al utilizar una cubierta para climatizar nuestra piscina es su adecuada hermeticidad. Además, para poder disfrutar de la piscina climatizada con comodidad también necesitaremos deshumidificadores para acondicionar el aire, elementos que controlan la humedad generada en el interior producto de la temperatura del agua, que puede ser nociva para el mobiliario y los usuarios.

La temperatura seca del aire del local donde se encuentra el vaso climatizado se mantendrá en todo momento entre 1°C y 2°C por encima de la temperatura del agua de la piscina. El aire del recinto de los vasos cubiertos no debe entrañar ningún riesgo para la salud de los usuarios, por lo que se debe ser muy cuidadoso para que sea irritante para los ojos, piel o mucosas.