Piscinas de fibra

Las piscinas de fibra, también llamadas piscinas de poliéster, están fabricadas en una sola pieza de poliéster reforzado con fibra de vidrio, un material que ofrece con buena resistencia y durabilidad. Las piscinas de poliéster son monocasco, ya que se fabrican de de una sola pieza, con lo que es casi imposible su rotura y ofrecen una elevada estanqueidad, resistencia y durabilidad, ya que se mantienen inmunes al paso del tiempo.

Piscinas de fibra

Características de las piscinas de fibra

Las piscinas de fibra, también llamadas piscinas monobloque, monocasco o monoblock, consisten en un vaso de poliéster con la forma ya modelada, que se coloca sobre el terreno excavado con un lecho de grava.

Las principales ventajas de las piscinas monobloque es que se colocan rápidamente, no hay que pintarlas ni revestirlas y son fáciles de limpiar, además de ser más baratas que las de obra. Por otra parte, aunque los modelos son muy variados, sólo se pueden instalar modelos estándar y no son tan duraderas ni tan bonitas como las de obra.

Las piscinas monobloque están fabricadas en una sola pieza de poliéster reforzado con fibra de vidrio, de tal manera que el vaso ha sido moldeado previamente con una forma definida. Para instalar la piscina, es necesario realizar previamente el trabajo de excavación en el terreno, se coloca sobre una capa de grava y arena, se rellena también de grava los laterales y suele tener un perímetro construido en hormigón.

El material empleado es fibra de vidrio reforzada con plástico, un tipo de fibra vítrea sintética con el que se pueden fabricar estructuras muy resistentes, tales como las piscinas. Se trata de un material con elevada resistencia y durabilidad, con un acabado suave y liso, lo que facilita mucho la limpieza. Las piscinas de fibra de vidrio son fáciles de cuidar y tienen larga duración.

Veamos las principales ventajas de las piscinas de fibra:

  • Son altamente resistentes a las inclemencias meteorológicas y los cambios bruscos de temperatura.
  • Son piscinas monocasco, ya que están diseñadas y confeccionadas en una sola pieza, por lo que ofrecen la máxima estanqueidad y es muy difícil que se produzcan fugas de agua.
  • Al estar fabricadas de una sola pieza, disponen de una gran resistencia, por lo que es muy improbable su rotura.
  • Su instalación es rápida y sencilla, ya que su instalación requiere de muy poca construcción.
  • Se adaptan a cualquier tipo de terreno.
  • Tienen un coste de mantenimiento bastante bajo,
  • Disponen de una larga vida útil. Para garantizar su durabilidad, en su mantenimiento se debe utilizar productos que no sean corrosivos para el principal componente de su estructura, la fibra de vidrio.
  • Dado que no disponen de superficies porosas, se reduce notablemente la posibilidad de proliferación de algas o microrganismos que dañen la calidad del agua y pongan en riesgo la salud de los usuarios.
  • En caso de sufrir daños en su estructura por cualquier causa, son fáciles de reparar utilizando el mismo material del que están fabricadas, quedando por lo general el daño perfectamente reparado.
  • Al ser piscinas monocasco fabricadas en una única pieza, en caso de necesidad es sencillo mover la piscina.

Las piscinas de fibra son una de las mejores alternativas para aquellas personas que desean instalar una piscina en su casa pero no quieren realizar grandes obras, no desean realizar un gran desembolso económico y quieren un producto con todas las prestaciones.

Los comentarios están cerrados.